1 de julio de 2006

Chile/Argentina/Bolivia.- Bachelet envía a su ministra de Energía a Argentina para evaluar alza en precios del gas

SANTIAGO, 1 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La Presidenta Michelle Bachelet, anunció la noche de este viernes que enviará a su ministra de Energía y Minería a Argentina para que evalúe con las autoridades del país vecino los anuncios de la Casa Rosada de aumentar los precios de los envíos de gas a Chile para compensar las alzas impuestas en el marco de un acuerdo suscrito esta semana con Bolivia.

La Mandataria chilena confirmó que la ministra Karen Poniachik viaja encomendada "para evaluar visualizar si este acuerdo tiene un impacto en Chile o no".

Más temprano, el Gobierno chileno había reconocido que el acuerdo entre Argentina y Bolivia para la venta de gas natural producido en este último país podría tener un efecto en los costos de los envíos a Santiago, lo que podría traducirse en mayores precios para los consumidores.

No obstante, Bachelet llamó a los chilenos a mantener la calma y garantizó que el abastecimiento domiciliario del combustible "no está en cuestionamiento" y que "a nadie le faltará gas en su casa".

"Lo que nosotros queremos garantizar es que podamos contar con gas, con suministro de gas, está absolutamente garantizado y en eso yo le diría a la gente que esté tranquila, que a nadie le va a faltar gas en sus casas", dijo la Gobernante.

Bachelet explicó que "el gas residencial y el gas comercial no están en cuestionamiento y, por supuesto, si a un país le suben el precio, probablemente eso va a tener un impacto que habrá que mirar cómo enfrentamos, de manera que no tenga un impacto en las casas de las personas".

La ministra de Energía y Minería, Karen Poniachik, por su parte, ratificó que en Buenos Aires se reunirá con el ministro de Planificación de Argentina, Julio de Vido, para analizar la situación.

Dijo que, en su calidad de ministra, garantiza a los chilenos "que el gobierno va a hacer todo lo que está en sus manos para lograr que el impacto, si es que lo hay, sea lo menor posible en los precios".

Bolivia y Argentina firmaron el pasado jueves un acuerdo de comercialización de gas natural altiplánico, el que implica un reajuste en los valores de venta, el que la Casa Rosada planifica solventar mediante un incremento en los impuestos que le cobra a otros países a los cuales vende gas, como Chile.

Asimismo, Bolivia dijo este viernes que la venta directa de gas natural a Chile está atada a la recuperación de una salida al mar, lo que La Moneda rechazó drásticamente y calificó como una condición "absolutamente descartable".