14 de julio de 2006

Chile/Argentina.- Chile no descarta ninguna acción para enfrentar el conflicto con Argentina por precios de la gasolina

SANTIAGO, 14 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet dijo hoy que no descarta ninguna acción respecto a Argentina tras el anuncio de ese país de aplicar un impuesto adicional a la venta de gasolina a automóviles con placa extranjera dentro de su territorio, medida que afecta especialmente a los turistas y transportistas chilenos.

Según indicó el ministro chileno de Asuntos Exteriores, Alejandro Foxley, "nosotros estamos estudiando la disposición, queremos ver su texto y no hemos descartado ninguna acción en el plano que corresponda para reaccionar más institucionalmente respecto de esto".

Fuentes de La Moneda indicaron que debido a este análisis, el Gobierno chileno decidió aplazar la entrega de una respuesta a las alternativas ofrecidas por Argentina para aplicar nuevos impuestos, tras el acuerdo energético que firmó con Bolivia.

Foxley señaló que las informaciones de prensa de Buenos Aires, que hoy viernes dijo que la medida de la recarga impositiva será obligatoria y no optativa, como dijeron las autoridades de la Casa Rosada, no son nuevas para La Moneda.

"No hay nada novedoso, porque yo no veo cómo se puede establecer un sistema de discriminación de precios sin que sea obligatorio. Si no es obligatorio no es operativo, así que me imagino que lo que han señalado es una decisión administrativa para que pueda funcionar", indicó.

El jefe de la diplomacia chilena, con ironía, dijo que no se imagina "a un chileno llegando a una estación de servicio en Mendoza y si la medida es voluntaria, entonces el bencinero (vendedor de gasolina) le pregunta '¿usted quiere ser chileno o argentino?. Porque, si es chileno, paga el doble, y, si es argentino, paga la mitad'. Entonces el chileno va a tratar de imitar el acento argentino para que le cobren la mitad". "O sea, no era operativo si era voluntario, así que no hay nada nuevo", acotó.

Por su parte, el ministro portavoz de La Moneda, Ricardo Lagos Weber, dijo hoy que "las relaciones internacionales no se hacen golpeando la mesa" y que el Gobierno de Bachelet ha actuado "con mesura, pero con firmeza" respecto de la situación creada por la decisión argentina de subir el precio de los combustibles.

El hijo del ex presidente Ricardo Lagos señaló que la medida anunciada por la Casa Rosada es "discriminatoria y no apunta a la dirección correcta para la integración".