22 de febrero de 2008

Chile.- Bachelet pone fin a sus vacaciones de verano y regresa para el "segundo tiempo" de su Gobierno

SANTIAGO, 22 Feb. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, puso hoy fin a sus vacaciones de verano, tras pasar 19 días en su casa en en las inmediaciones del Lago Caburgua, en el sur del país, junto a su familia. La gobernante, quien el 11 de marzo cumple dos años en La Moneda, se dispone a regresar a Santiago para iniciar una etapa que ella misma ha definido como "el segundo tiempo" de sus cuatro años de mandato, que culminan en marzo de 2010.

Esta nueva etapa se marcó con el cambio de ministros que la presidenta realizó en diciembre pasado.

Aislada de la prensa y bajo una estricta vigilancia policial, para impedir que fuera interrumpida por algunos grupos que habían anunciado que la seguirían incluso durante en su descanso para protestar por demandas sociales, la presidenta descansó en su residencia de verano, la que adquirió mucho antes de entrar a la arena política chilena, en compañía de su madre y de sus dos hijas menores.

El ministro portavoz de La Moneda, Francisco Vidal, confirmó este viernes que la mandataria ha citado a sus ministros a una reunión de Gabinete que se realizará a las 21 horas locales (1 de la madrugada en España peninsular) del próximo domingo 24 de febrero en la residencia presidencial de Cerro Castillo, en la ciudad de Viña del Mar.

Trascendió que la médico socialista repasará con sus ministros lo que ha sido la agenda política del último mes, agitada por denuncias de presunta corrupción con la asignación que el Ministerio de Educación realiza a privados para financiar la educación de cientos de miles de niños chilenos.

Informaciones de la prensa local, que citan un informe de la Contraloría General de la República, señalan un presunto fraude que podría llegar a los 340 millones de euros, lo que ha sido desmentido por La Moneda, que habla de una cifra mucho menor (290 mil euros).

De todas formas, el caso ha causado impacto público, la destitución de varios funcionarios públicos y las duras críticas de la oposición de derecha.

Asimismo, Bachelet, en un año en el que, durante octubre, se realizarán elecciones municipales en todo el país, deberá dar inicio a una nueva agenda legislativa impulsada por su Gobierno en el Parlamento, que busca modificar el sistema político heredado de la dictadura, garantizar el voto de los chilenos que viven en el extranjero y la voluntariedad del voto.