24 de septiembre de 2014

Bachelet subraya en la ONU la necesidad de "respetar la estabilidad de las fronteras"

Insiste en la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad en sus miembros permanentes

Bachelet subraya en la ONU la necesidad de "respetar la estabilidad de las fronteras"
REUTERS

NUEVA YORK, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha reiterado este miércoles ante la Asamblea General de Naciones Unidas la necesidad de "respetar la estabilidad de las fronteras", en el contexto de la disputa territorial que mantiene con Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"Chile tiene la convicción de la necesidad del respeto a la estabilidad de las fronteras", ha dicho en el discurso que ha pronunciado ante los 193 miembros de la ONU, en la sesión inaugural de la 69ª Asamblea General.

La jefa de Estado del país suramericano ha recordado que "el Derecho Internacional es claro y tajante: cualquier acción destinada a afectar los tratados de límites vigentes abre espacios para la incerteza jurídica".

De esta forma, se ha referido de forma velada al conflicto que Chile y Bolivia mantienen en La Haya por la demanda presentada por el Gobierno de Evo Morales para conseguir una salida soberana al océano Pacífico.

El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la también entonces presidenta chilena firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de reuniones de trabajo, por lo que finalmente el pasado 24 de abril el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida marítima a Chile.

REFORMAS DEL GOBIERNO

Bachelet también ha aprovechado su alocución para exponer su 'hoja de ruta' para los próximos cuatro años, haciendo énfasis en la importancia de acabar de una vez por todas con la desigualdad social en Chile, uno de los objetivos de su segundo Gobierno.

"La desigualdad social repercute negativamente sobre la paz social y reduce las posibilidades de avanzar hacia un desarrollo que termine con la excusión y la miseria, causas a su vez de resentimiento y violencia", ha argumentado.

La líder izquierdista ha sostenido que, se trata no solamente de un desafío para la comunidad internacional, sino también, y en especial, para Chile, por lo que su Gobierno "está enfrentándolo con decisión y visión a largo plazo". "Hoy en Chile existe una convicción colectiva sobre la necesidad del cambio que apunta a mejorar sustantivamente la equidad y la inclusión", ha destacado.

Entre los esfuerzos de La Moneda en este sentido ha apuntado a la reforma fiscal para recabar los fondos necesarios "para llevar adelante una reforma educacional que asegure calidad, gratuidad y oportunidades para todos".

Además, ha aludido a las reformas políticas de su Gobierno, "largamente anheladas por la sociedad chilena" que, según ha afirmado, "profundizarán la democracia y la legitimidad institucional". Entre ellas, ha mencionado la reforma constitucional.

NUEVO CONSEJO DE SEGURIDAD

Por otro lado, Bachelet se ha sumado a las numerosas voces --muchas de ellas de América Latina-- que demandan una reforma del Consejo de Seguridad, máximo órgano ejecutivo de la ONU que está dominado 'de facto' por los cinco miembros permanentes --Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China-- que tienen derecho a voto.

"El Consejo de Seguridad ha hecho acciones para abordar las crisis, una de ellas ha sido el desarrollo de operaciones para la paz, pero en muchas ocasiones no ha sido capaz de actuar con la unidad de sus miembros. Eso sin duda afecta a su legitimidad y credibilidad", ha explicado.

Como propuesta concreta ante el "desafío pendiente" de reformar e Consejo de Seguridad, ha abogado por la entrada de Alemania, Brasil, Japón e India como miembros permanentes.

Para leer más