20 de diciembre de 2014

Chile y Bolivia se enzarzan en una nueva polémica por la fecha de los alegatos ante la CIJ

LA PAZ, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los gobiernos de Chile y Bolivia se han enzarzado en una nueva polémica en torno al litigio que mantienen en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por una salida al océano Pacífico, esta vez por un "error" de La Paz al anunciar las fechas de los alegatos en La Haya.

   La pugna empezó el jueves, cuando el portavoz internacional de la demanda marítima, el ex presidente boliviano Carlos Mesa, anunció que ambos países presentarán en mayo de 2015 sus alegatos para resolver su disputa territorial en la CIJ.

   Apenas un día después, el representante chileno en La Haya, Felipe Bulnes, acusó a Bolivia de "no respetar las normas mínimas del mismo tribunal al que acudió", explicando que "solo la CIJ puede anunciar cuándo son los alegatos".

   "Frente a la pregunta de si estamos en condiciones de decir cuándo serán los alegatos, no estamos en condiciones de confirmarlo o negarlo porque el único órgano llamado a decir esto es la CIJ", recalcó en declaraciones al diario chileno 'La Tercera'.

   Mesa ha reconocido este sábado que tuvo "un desliz" al indicar la fecha de los alegatos, reconociendo que cometió un "error porque hizo una valoración de presunción de tiempos". "Es la CIJ la que define las fechas y eso no ha ocurrido todavía", aclaró.

CONFLICTO TERRITORIAL

   El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

   Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos 20 años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

   Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

   En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Evo Morales y el de la también entonces presidenta chilena, Michelle Bachelet, firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

   No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.