10 de febrero de 2015

Mesa: El diálogo es la "única salida posible" al conflicto territorial entre Chile y Bolivia

Mesa: El diálogo es la "única salida posible" al conflicto territorial entre Chile y Bolivia
ABI

LA PAZ, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El ex presidente boliviano Carlos Mesa ha defendido que el diálogo es "la unica salida posible" al conflicto con Chile por una salida soberana al mar para Bolivia, que actualmente se dirime en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

   "Es un contrasentido alimentar el fuego del rencor y el resentimiento entre dos sociedades que pueden hacer tanto juntas. Es sobre esas premisas que debe entenderse el problema marítimo", ha dicho en la columna publicada este martes en su blog.

   El portavoz de la causa marítima boliviana ha indicado que el primer paso es "reconocer que el problema existe", algo que ya "hicieron lúcidos estadistas chilenos en el pasado y que debiera hacer el Gobierno progresista de la Nueva Mayoría".

   Como segundo paso, ha apuntado a un esfuerzo conjunto, "pero sobre todo de Chile, que es el país que debe dar el 'sí'". "Chile debe entender que no hay otra solución que una negociación que resuelva el enclaustramiento boliviano", ha considerado.

   A este respecto, ha subrayado que "reconocer esa solución no implica un sacrificio tal que ponga en riesgo su presente y su futuro, que limite en el contexto de su gigantesca costa la plenitud de su realidad como país fundamental en el océano Pacífico".

   "Bolivia, a su vez, debe estar dispuesta a dialogar con Chile sobre múltiples opciones, abierta de mente para encontrar una solución justa para ambas naciones. Es del futuro de lo que se trata, no del pasado", ha añadido.

   Mesa ha sostenido que "el diálogo en todos sus niveles no es una opción, es el único camino posible" porque "Chile y Bolivia están donde están geográficamente y allí estarán en el futuro". "El pueblo chileno y el pueblo boliviano merecen conocerse, entenderse y respetarse porque tienen mucho que compartir", ha afirmado.

   Así, ha señalado que la firmeza de Chile y Bolivia en la defensa de sus respectivas posiciones ante la CIJ "no debe pasar a un nivel que confunda las cosas". "Firmeza de una causa que creemos justa, no irracionalidad para dinamitar un camino de acercamiento que es ineluctable", ha recalcado.

Relacionadas

AGENDA COMÚN

   Por otro lado, Mesa se ha referido a la controversia surgida en torno al contenido de la reunión que el presidente de Bolivia, Evo Morales, y la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, tuvieron en los márgenes de la última Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

   Ambos gobiernos coincidieron en sus declaraciones ante la prensa en que habían acordado retomar la agenda común, pero Bolivia afirmó que se abordarían sus 13 puntos, mientras que Chile aseguró que se excluiría el tema marítimo.

   Mesa ha estimado que, al margen de esta controversia, lo importante es la voluntad de La Paz y Santiago de "abrir una ventana de diálogo en un momento en que el nivel de la relación bilateral pasa por trances difíciles y tensiones cada vez mayores".

CONFLICTO TERRITORIAL

   El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

   Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos 20 años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

   Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

   En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la también entonces presidenta chilena firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

   No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.

Para leer más