14 de febrero de 2020

Chile.- Carabineros ha propuesto la baja de 20 agentes desde el estallido de las protestas en Chile

Chile.- Carabineros ha propuesto la baja de 20 agentes desde el estallido de las protestas en Chile
Un mujes es detenida por agentes de Carabineros durante una de las protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera celebrada en Santiago, Chile. - MAURICIO MENDEZ/AGENCIA UNO/DPA - ARCHIVO

SANTIAGO, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo de Carabineros ha propuesto desde el 18 de octubre de 2019, fecha en la que comenzaron las protestas contra el Gobierno del presidente de Chile, Sebastián Piñera, la baja de 20 agentes por no cumplir los protocolos de actuación y hacer un uso excesivo de la fuerza.

El director general de Carabineros, Mario Rozas, ha reconocido que casi todos los días se abre un expediente por faltas disciplinarias a un agente de Carabineros, lo que ha supuesto que haya más de un millar de investigaciones en curso, ya que como ha confirmado la institución armada, se han tenido en cuenta todas las denuncias que se han efectuado, por cauces oficiales e informales, como pueden ser las redes sociales.

Aunque existe la posibilidad de que alguno de estos agentes retorne a la institución en caso de que las apelaciones fructifiquen, Carabineros cuestiona que así sea, pues las bajas se han aplicado en situaciones graves, como aquella en la que se vieron implicados siete uniformados cuando dieron una paliza a un joven que yacía en el suelo el pasado 2 de febrero en un barrio de Santiago.

El resto de expedientes apuntan a situaciones similares, entre las que también podrían haberse cometido "torturas" contra algunos detenidos en las varias manifestaciones que se han producido en el país desde octubre del año pasado como respuesta a una nueva subida del transporte público, que acabó derivando en protestas contra las medidas económicas del Gobierno conservador de Piñera.

Uno de los casos que se está investigando es el del joven fotógrafo Gustavo Gatica, quien quedó ciego en una manifestación tras recibir disparos por parte de Carabineros, sin que todavía se haya descubierto quienes son los responsables. El suyo es el caso más grave de los 200 relacionados con lesiones oculares tras la intervención de los agentes en la represión de las protestas.

No obstante, el jefe jurídico del Instituto de Derechos Humanos (INDH) de Chile, Rodrigo Bustos, ha considerado que "las cifras parecen bajas", ya que además de los sumarios abiertos, su institución y la Fiscalía también ha emitido "miles" de denuncias de "graves violaciones contra los Derechos Humanos".

Por su parte, el general de Carabineros Julio Pineda ha defendido la labor del cuerpo policial para el que trabaja, justificando que los agentes "funcionan con una presión tremenda" en situaciones, ha dicho, "que la gente no entiende".

"Esos elementos deben ponerse en contexto en los sumarios. Lo que no puede pasar es que por cada denuncia se sancione con la baja de la institución, ya que todo debe investigarse rigurosamente", ha defendido sus declaraciones a las que ha tenido acceso el diario chileno 'La Tercera'.

Las protestas en Chile estallaron el 17 de octubre contra la cuarta subida del precio del metro en pocos meses y crecieron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y plantear la necesidad de elaborar una nueva Constitución.

Piñera, que llegó a declarar el estado de emergencia desplegando a las Fuerzas Armadas, pidió perdón por no escuchar el clamor de los chilenos y propuso una "agenda social". Para hacerla realidad, remodeló el Gobierno e inició un diálogo con los partidos políticos, tanto opositores como oficialistas.

El INDH de Chile, que ha denunciado torturas y otros abusos contra personas detenidas en el marco de las protestas, ha cifrado en 3.649 el total de las personas heridas en las movilizaciones. Más de 20 personas han muerto por los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad y más de mil han sido detenidas.