15 de agosto de 2007

Chile.- Un centro de torturas de la dictadura será la sede del Instituto Chileno de los Derechos Humanos

SANTIAGO, 15 Ago. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Una residencia que fue utilizada por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) como centro de detención y tortura, Londres 38, será la nueva sede del Instituto Chileno de los Derechos Humanos, según confirmaron fuentes oficiales.

Se trata de la casa ubicada en calle Londres 38, en pleno centro de Santiago de Chile y a pocos metros del Palacio de La Moneda, lugar por el que pasaron cientos de víctimas de la dictadura, muchas de ellas hoy aún detenidas desaparecidas.

Londres 38, hoy Londres 40, ya que se ha cambiado el número, fue administrado por la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional, órgano represivo de la dictadura militar y cuya cúpula está hoy en la cárcel, sumando cientos de años de prisión por sus crímenes.

La ministra de Bienes Nacionales, Romy Schmidt, anunció que su cartera recuperó el inmueble tras alcanzar un acuerdo con el Instituto O'Higginiano, entidad a la que la dictadura se lo heredó en 1990.

La ministra Schmidt precisó que para el Gobierno resulta de especial relevancia que esta propiedad, que fue testigo de una etapa triste de la historia de Chile, se transforme en la sede del futuro Instituto de los Derechos Humanos.

"Lo importante es que aquí habrá un espacio destinado a la memoria, a la historia y al futuro en materia de derechos humanos, ya que hay una historia oscura en relación a ese inmueble, que con esta adquisición habrá una visión distinta del día después de cómo se resguardan y protegen los derechos humanos", señaló.

Londres 38 perteneció hasta el 11 de septiembre de 1973 al Partido Socialista, que acogiéndose a la ley que determinó la restitución de bienes confiscados o el pago de indemnizaciones por aquellos que no fueron restituidos, fue indemnizada por dicha propiedad.