7 de enero de 2012

Chile culpa a indígenas mapuche de incendios en el sur y luego rectifica

Chile culpa a indígenas mapuche de incendios en el sur y luego rectifica
STRINGER CHILE / REUTERS

SANTIAGO, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Chile ha dejado entrever este viernes que los mapuches, el mayor pueblo indígena del país, podrían ser los responsables del incendio forestal que cobró la vida de siete bomberos el pasado jueves, pero, pocas horas después, han matizado sus declaraciones.

   En un primer momento, el ministro del Interior chileno, Rodrigo Hinzpeter, ha señalado al pueblo mapuche, que equivale a alrededor del cuatro por ciento de la población, como autor del ataque a propiedades de empresas madereras debido a las disputas de unas tierras y también han dejado entrever su responsabilidad en los últimos incendios en el sur del país.

   "El Gobierno dispone de antecedentes que (...) con bastante claridad de que tanto este incendio de Carahue (en el que murieron los siete bomberos) como otros en la región del Bíobío" habrían sido intencionados, ha afirmado Hinzpeter. El titular de la cartera de Interior ha acusado directamente a la organización mapuche Coordinadora Arauco Malleco (CAM), cuyos dirigentes han sido inculpados y condenados en otras ocasiones por violencia y desencadenar incendios en terrenos y haciendas.

   "Hace pocos días se incendió un helicóptero destinado a apagar el fuego. Y ese atentado terrorista fue reivindicado por la CAM. A partir de eso uno puede conjeturar y decir quién está detrás de otros incendios que pueden ser intencionales", ha declarado a la prensa Hinzpeter.

POLÉMICA Y RECTIFICACIÓN

   Seguidamente, representantes mapuches han acusado al Gobierno de tomar ventaja del desastre para criminalizar al pueblo indígena.

   "A mi gente también le duele las muertes y cómo se ha destruido nuestra madre tierra", ha escrito a colación la portavoz de la CAM, Natividad Llanquileo, en su cuenta en la red social Twitter.

   Tras varias horas en las que los medios de comunicación han hecho eco de las declaraciones y el intercambio de acusaciones entre ambas partes, Hinzpeter se ha apresurado a matizar que no le corresponde al Gobierno identificar a los responsables de los supuestos incendios intencionados y que los autores serán señalados por la Justicia.

   "Toca decir que, de acuerdo con los antecedentes que disponemos, las cosas hay que llamarlas por su nombre: estos no son incendios que hayan sido producidos por el azar o por la naturaleza", ha puntualizado el ministro de Interior chileno.

LLAMAMIENTOS A LA CAUTELA

   A raíz de esta polémica, el gobernador regional de la zona de la Araucanía, Andrés Molina, se ha mostrado más cauteloso y ha declarado a la cadena radio Cooperativa "no podemos asegurar ni en definitiva confirmar" la presunta implicación mapuche en los incendios, aunque ha reincidido en la acusación de Hinzpeter sobre la reivindicación del incendio del helicóptero.

   El fiscal general del Estado, Sabas Chahuán, también ha abogado por la cautela y ha sostenido que será "la investigación determinará si hubo o no intencionalidad en los incendios", según ha recogido el diario chileno 'La Tercera'.

   No obstante, desde el Gobierno, el ministro de la Presidencia, Andrés Chadwick, ha insistido en que "los focos de los incendios fueron focos que no surgieron de la naturaleza, sino de forma intencional".

   "El Gobierno no adjudica responsabilidades, es la justicia la encargada de investigar", ha defendido Chadwick, "no entra a señalar quiénes son o quiénes podrían ser los responsables, eso se verá en el curso de la investigación judicial".

LEY ANTITERRORISTA

   Por otro lado, Chadwick ha confirmado que Hinzpeter ha interpuesto una demanda que invoca la Ley Antiterrorista contra los presuntos autores de los incendios. "El Gobierno va a actuar con decisión, claridad y completa fortaleza para los efectos de aplicar el máximo rigor de la ley", ha justificado Chadwick.

   Al respecto, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha defendido la decisión del Gobierno de recurrir a la Ley Antiterrorista, escudándose en la "actitud criminal" de los autores de los incendios y que, ha aseverado, debe perseguirse.

   "El Gobierno tiene información y pruebas que nos hace presumir que detrás de muchos de estos incendios no esta sólo el azar y la naturaleza, está la mano perversa y criminal de algunas personas que no escatiman nada a la hora de causarle daño a otros chilenos y chilenas, destruir vidas, destruir viviendas, destruir bosques y destruir parques", ha reiterado Piñera.

   "Por lo tanto, lo que hace un Gobierno serio y responsable cuando tiene esta información y esta evidencia no es cruzarse de brazos ni mirar al cielo, sino que poner los antecedentes en manos de la justicia e invocar la Ley Antiterrorista", ha continuado el mandatario chileno, según ha recogido el diario chileno 'El Mercurio'.

   En la zona de Carahue, donde se registraron los más importantes incendios, los bomberos determinaron que uno de los focos habría sido provocado por campesinos que producían carbón de leñas. No obstante, el incendio originado durante la mañana del miércoles, que fue el que causó la muerte de los siete bomberos, las autoridades han asegurado que se han detectado un total de 52 focos.