15 de julio de 2016

Chile depura la Gendarmería tras el escándalo por las bajas médicas

Chile depura la Gendarmería tras el escándalo por las bajas médicas
REUTERS

SANTIAGO, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Chile ha anunciado la expulsión de más de un centenar de funcionarios por el escándalo de las bajas médicas abusivas en la Gendarmería, una institución que el Ejecutivo de Michelle Bachelet ha querido reformar desde arriba con el nombramiento de un nuevo comandante.

La Gendarmería, y el Gobierno por extensión, se han visto sacudidos en las últimas semanas por un escándalo de corrupción por el cual unos 200 agentes habrían obtenido bajas médicas injustificadas de miles de días y recibido unas pensiones excesivas.

El Ministerio de Justicia ha cesado al director nacional de la Gendarmería, Tulio Arce, y ha nombrado a Jaime Rojas Flores, hasta ahora jefe de División de Investigaciones del Ministerio del Interior, como nuevo responsable de la institución a partir de este viernes.

La ministra de Justicia, Javiera Blanco, también ha informado de la expulsión del cuerpo de 123 funcionarios, tanto uniformados como civiles, por el uso abusivo de las bajas, después de una investigación en la que se han revisado más de medio millar de permisos de al menos seis meses de duración, según 'El Mercurio'.

Blanco ha defendido la importancia de la Gendarmería, una institución "donde sus funcionarios arriesgan todos los días su vida". En este sentido, ha subrayado que "la situación de algunos pocos no puede enlodar a toda una institución", si bien el escándalo incluso ha derivado en peticiones de dimisión contra la ministra.

El portavoz del Gobierno, Marcelo Díaz, ha salido este viernes en defensa de Blanco, que "se ha ocupado como corresponde de cada uno de los problemas". En declaraciones a la filial chilena de la CNN, ha insistido en que la ministra ha tomado "medidas muy concretas para poner fin a los abusos" y ha alegado que se trata de un problema "estructural" en el que no cabe un aprovechamiento político.

La respuesta que ha dado La Moneda a este nuevo caso de corrupción no ha sido suficiente para la oposición, que ha reunido las firmas necesarias para crear una comisión de investigación en el Parlamento y ha anunciado que interpelará a Blanco.