25 de noviembre de 2010

Chile.- El diputado Gutiérrez alerta de que Piñera podría poner trabas a los juicios contra represores de la dictadura

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diputado Hugo Gutiérrez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de Chile, alertó este jueves de posibles "trabas" que podría poner el Gobierno de Sebastián Piñera a los procesos judiciales que se llevan a cabo contra represores de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Gutiérrez recordó en declaraciones a Europa Press que en el actual gobierno hay gente que "de una u otra manera estuvo vinculada con Pinochet y que va a presionar" para que los órganos competentes no puedan dar curso a las investigaciones.

La llegada de Piñera al poder, acotó el diputado, podría suponer un punto a favor de la impunidad en estos y otros delitos. "El presidente mantiene una retórica de compromiso con los Derechos Humanos pero hay partidarios de este Gobierno que les conviene que haya impunidad", subrayó.

El diputado fue uno de los abogados que logró que Pinochet fuese procesado por primera vez en enero de 2001 por su presunta implicación en el operativo militar denominado la "caravana de la muerte" en la que fueron ejecutados unos 76 opositores en 1973.

Gutiérrez, diputado del opositor Partido Comunista, se encuentra de visita en Madrid para reunirse con representantes de Izquierda Unida (IU) de cara a la celebración del XXIV Congreso del Partido Comunista de Chile.

CASO MAPUCHES

En este contexto, Gutiérrez expresó su preocupación por la situación de los Derechos Humanos en Chile, pues consideró que se trata de un tema "complejo" cuando se ubica en el contexto de "un gobierno de derecha".

"Hay que estar alertas ante los intentos de este gobierno de obviar algunas violaciones" a los Derechos Humanos, advirtió el legislador.

Actualmente en Chile --denunció-- se han puesto en evidencia "problemáticas graves en torno a la violencia policial" y puso como ejemplo la situación de los indígenas mapuches, que han mantenido intensas protestas por la reivindicación de sus territorios.

Para Gutiérrez el fin de este conflicto llegará una vez que "se haga una modificación profunda en la que se le de a ese pueblo una autonomía y la autogestión" de sus territorios.

No obstante, el legislador se muestra pesimista ante la posibilidad de que esta situación se pueda solucionar mientras la derecha esté en el poder, porque Piñera "no tiene ningún interés en reconocer a los pueblos originarios porque mantiene un concepción de Estado unitario".

Así, aseguró que Piñera insistirá en "seguir aplicando la ley antiterrorista" contra los mapuches porque "a ellos les molesta que estos pueblos tengan su autonomía y su poder".

Una treintena de indígenas mapuches realizaron por 80 días una huelga de hambre contra la Ley Antiterrorista, bajo la que fueron arrestados durante diversos hechos violentos en la Región de Araucanía (centro), donde los indígenas mantienen una lucha por el reconocimiento de sus tierras. Desde el año 2009, la región permanece militarizada, hecho que también rechazan los aborígenes.

Los mapuches encarcelados se consideran presos políticos y se niegan a ser procesados a través de tribunales militares, aunque su principal exigencia al Estado chileno es que se ponga fin a la aplicación de la Ley Antiterrorista en sus causas.

La Ley Antiterrorista fue sancionada durante la dictadura de Pinochet para perseguir a sus opositores, pero los gobiernos de izquierda de la Concertación no la derogaron y la continuaron aplicando para algunos crímenes, a pesar de que la ONU ha criticado esta normativa porque discrimina a las comunidades indígenas.

El pueblo mapuche representa casi el 10 por ciento de la población chilena y sus principales asentamientos se encuentran en Araucanía, a unos 600 kilómetros al sur de Santiago. Los indígenas denuncian que en esa región tienen tierras que les pertenecen desde antes de la colonización española, las cuales, según ellos, les fueron despojadas.