26 de enero de 2006

Chile/EEUU.- Lagos dijo que hija de Pinochet "tendrá que entregar pruebas" de supuesta persecución contra su familia

SANTIAGO, 26 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El presidente chileno, Ricardo Lagos, declaró hoy que la hija del ex dictador Augusto Pinochet, quien pidió asilo político en Estados Unidos, "deberá entregar pruebas" de la supuesta "persecución política" que afecta a su familia.

La primogénita del ex gobernante de facto está retenida en Washington, a la espera de una resolución de un juez federal, tras pedir asilo político ayer miércoles al llegar desde Buenos Aires, hasta donde escapó de una resolución judicial que afecta a cuatro hijos del ex dictador, una nuera, su esposa y dos ex asesores.

Inés Lucía Pinochet está acusada de evasión tributaria y falsificación de pasaportes, delitos que niega haber cometido y que atribuye a acusaciones falsas por una persecución política qu se sigue en Chile contra su familia.

Este jueves, el Presidente chileno, junto con descartar que la situación de la hija de Pinochet ponga en jaque las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, señaló que las acusaciones de la mujer "son un juicio fuerte contra la judicatura chilena".

"Yo sólo quisiera decir que es una definición de la cual tendrían que dar cuenta los tribunales de justicia en Chile. Yo supongo que alguien que hace una afirmación tendrá que entregar las pruebas", puntualizó el Gobernante.

ABOGADOS

En tanto, abogados defensores de los Derechos Humanos, querellantes en varias de las causas que se siguen contra el ex dictador Augusto Pinochet, rechazaron la solicitud de asilo político de la hija del ex gobernante de facto. Juan Bustos, diputado socialista y destacado jurista defensor de víctimas de la dictadura, dijo que la petición de Inés Lucía Pinochet es "tragicómica".

Para el abogado, el "error garrafal" que constituye la petición, "da cuenta de un grado de culpabilidad" de parte de la primogénita del anciano militar.

Por su parte, la abogada Carmen Hertz, quien anunció que, junto a su colega Alfonso Insunza pedirá a la justicia que dicte orden de captura internacional en contra de la hija del ex dictador, aseguró que Inés Lucía Pinochet viajó a Estados Unidos "para mover activos que aún no han sido detectados", por el juez Carlos Cerda, quien investiga las cuentas secretas en el Banco Riggs y que motivaron el procesamiento de Pinochet y de su familia.

"Frente a eso, a mí me parece que debiera ser una hipótesis, porque sabemos que Augusto Pinochet y su entorno han mentido permanentemente y constantemente acerca de cuál es el patrimonio real que tienen, dónde de lo tienen y de dónde lo sacaron", dijo Hertz.

"Pretender los Pinochet que son perseguidos políticos es la confusión mental y conceptual que tienen, que confunden la impunidad de la que han gozado durante décadas con el derecho a la defensa, y confunden que la justicia comience a actuar con el ser perseguidos", explicó la abogada.