26 de enero de 2006

Chile/EEUU.- La Moneda da por terminadas las gestiones para que la hija de Pinochet regrese voluntariamente a Chile

El Gobierno de Lagos reconoce que la situación de la mayor de los Pinochet está en manos de una "decisión soberana" de Estados Unidos

SANTIAGO, 26 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Gobierno de Ricardo Lagos informó hoy de que dio por terminadas las gestiones que inició para lograr que la hija mayor del ex dictador Augusto Pinochet regrese a Chile desde Estados Unidos voluntariamente, por lo cual el proceso deberá seguir su curso legal ante la justicia norteamericana.

Inés Lucía Pinochet está en Washington, retenida ante la Policía de inmigraciones a la espera de que un juez federal decida si acepta su solicitud de asilo político, presentada después de que la mayor de los hijos del ex dictador llegara a la capital estadounidense.

La hija del dictador viajó a EEUU para evitar que se le fuera notificado del proceso que se sigue en su contra por evasión tributaria y falsificación de pasaportes, en el marco de la investigación de las cuentas secretas del Banco Riggs, y que también afecta a tres de sus hermanos, su madre, una cuñada y dos ex asesores de su padre.

La Moneda reconoció que la situación de la mayor de los Pinochet Hiriart está en manos de una "decisión soberana" de Estados Unidos después de intentar convencer a Inés Lucía, por la vía diplomática, de que regresara a Santiago por su propia voluntad. La mujer se negó a recibir al cónsul chileno, Felipe Cousiño, a atender un llamamiento del juez investigador Carlos Cerda y decidió pedir asilo.

El ministro de Interior, Francisco Vidal, dijo que La Moneda intentó que la hija del ex dictador utilizara los "mecanismos naturales" que el Gobierno puso a su disposición y "que expresan la buena voluntad" de las autoridades chilenas.

"El Gobierno puso a su disposición al cónsul Felipe Cousiño y en tres oportunidades se negó a hablar con él. Entonces, desde la perspectiva de las instituciones en Chile, la Cancillería (Ministerio de Exteriores), el Poder Judicial, el consulado en Estados Unidos, se hizo todo lo que expresa buena voluntad y, sin embargo, terminamos ayer con una petición de asilo", dijo Vidal.