19 de enero de 2006

Chile/España.- Un centenar de personas protesta frente a la Embajada de Chile contra la detención de Juana Calfuano

La líder mapuche se encuentra detenida desde el 5 de enero en Chile por los delitos de desorden público y amenazas a los carabineros

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de personas se congregaron hoy frente a la Embajada de Chile en España para denunciar la detención, el maltrato y el peligro de muerte de Juana Calfuano, líder política de la comunidad mapuche Juan Peillalef, en el sur de Chile. El colectivo forma parte de la campaña 'Quién Debe a Quién, que integra a más de 50 organizaciones españolas que se suman a la protesta internacional contra el encarcelamiento de Calfuano.

La concentración fue secundada paralelamente por otras organizaciones en defensa de los Derechos Humanos en Londrés y Amsterdam en apoyo a la dirigente mapuche, quien se encuentra detenida desde el pasado 5 de enero en Chile, bajo los delitos de desorden público y amenazas a los carabineros en servicio.

El procesamiento de Calfuano se enmarca en la lucha del movimiento mapuche Juan Peillalef contra el Ministerio de Obras Públicas de Chile por la ilegalidad de expropiación de casi 10.000 metros cuadrados de tierras de este colectivo.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz de la Sociedad de Profesores Mapuche Kimeltuchefe, Nilsa Rain Huentemilla, explicó que la líder indígena "ha estado recuperando territorio que le corresponde por herencia familiar, producto de la constante burocracia del Estado chileno para otorgar los títulos de dominio".

En este sentido, Rain Huentemilla, amiga íntima de la detenida, relató que el Ministerio de Obras Públicas está construyendo una carretera que atraviesa esta comunidad mapuche sin consultar la opinión de Calfuano, quien "ejerció su derecho verbal a negarse a entregar un terreno que le corresponde".

"Más de 40 policías la maltrataron y la golpearon. Más tarde, la detuvieron y la acusaron de pegar incluso a los propios agentes de seguridad", denunció Rain Huentemilla, quien puntualizó que la jueza María Elena Llanos que instruye el caso planteó en ese momento que no se debía proceder a su detención, por las numerosas lesiones que presentaba.

Ante esta situación, la portavoz mapuche aseveró que el Estado chileno, que preside Ricargo Lagos y ahora secunda Michelle Bachelet, tiene una política de criminalización y persecución de todas las demandas de recuperación de tierras de la comunidad mapuche.

Desde el día 10 de enero, la líder mapuche se encuentra en huelga de hambre seca, hasta que las autoridades se pronuncien por todas las violaciones a los derecho Humanos en contra de su comunidad. Su débil estado provocó que hace dos días fuera trasladado al hospital por un desmayo.

SIN RESPUESTA

Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción, Tom Kucharz, explicó que mandaron una carta de protesta a la presidente electa de Chile, Michell Bachelet, a través del correo electrónico de su campaña, aunque precisó que no recibieron una respuesta. Lo mismo ocurrió con la misiva que enviaron a la Embajada chilena en Madrid. Mediante una llamada, la sede diplomática aseguró que todo dependía del transcurso jurídico del proceso de Calfuano en los juzgados.

Asimismo, Kucharz adelantó que dos mujeres miembros de la campaña 'Quién debe a Quién', de la organización Entre Pueblos y en nombre de la Federación Española por la Defensa de los Derechos Humanos, acudirán el próximo 13 de febrero como observadoras en el juicio contra la dirigente mapuche.

Finalmente, recordó que la propia dirigente indígena ha demostrado con documentación ante las Naciones Unidas y la Organización Internacional contra la Tortura que durante toda su vida y la de su familia ha existido violación de los DDHH y sobre todo tortura por parte de los agentes del Estado chileno.