8 de noviembre de 2006

Chile/España.- La hermana del sacerdote Llidó acoge el desafuero de Pinochet con "sorpresa" después de 28 años de lucha

JÁVEA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Josefa Llidó, la hermana del sacerdote español Antonio Llidó Mengual, desaparecido bajo la dictadura chilena de Augusto Pinochet, mostró hoy su "sorpresa" ante el desafuero del ex dictador, es decir, de la pérdida de su inmunidad judicial, por su presunta responsabilidad en el secuestro y torturas del religioso alicantino, al tiempo que resaltó que llevan "pidiendo justicia desde 1978".

Tras conocer la sentencia de la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile, Josefa Llidó manifestó que "están pasando cosas que no nos las esperábamos", al tiempo que se felicitó porque "paso a paso vamos avanzando" hacia el esclarecimiento de las circunstancias de la desaparición del sacerdote.

"En un primer momento lo negaban todo, decían que era una farsa montada en España y ahora ya han procesado a nueve personas de la DINA y ahora el desafuero de Pinochet, que es muy importante", según destacó.

Así, según subrayó, "trece jueces contra ocho han visto que hay indicios de la responsabilidad de Pinochet" y aunque "se espera que la defensa apele ante el Tribunal Supremo", si este tribunal "ratifica que puede ser responsable, el juez Cepeda ya podrá interrogarlo y si lo ve responsable lo podrá procesar".

Llidó lamentó que han pasado "muchos años" desde el secuestro, torturas y desaparición de su hermano y que desde 1978 están "pidiendo justicia". Para la hermana del desaparecido, "el momento en que cambiaron todas las cosas fue cuando detuvieron a Pinochet en Londres".

Antonio Llidó nació en Jávea (Alicante) el 29 de abril de 1936 y fue ordenado sacerdote en 1963. En su primer destino, fueron los pueblos alicantinos de Quatretondeta y Balones, pero en 1969 Llidó decidió partir como misionero a la diócesis de Valparaíso, en Chile.

En Quillota, donde vivió hasta el golpe de estado de 1973, tomó contacto muy pronto con amplios sectores juveniles, campesinos y desde 1971 militó en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

El 1 de octubre de 1973 fue detenido por la DINA en el centro de Santiago de Chile y conducido a uno de sus centros clandestinos de detención y tortura, situado en la calle José Domingo Cañas 1.367.

Hacia el 25 de octubre de 1974, cuando tenía 38 años, fue llamado junto a otros detenidos de Cuatro Álamos y desde entonces permanece desaparecido.

Sus familiares fundaron la Asociación Antoni Llidó en 1998. Entre sus fines, "sin renunciar nunca a la justa reivindicación del retorno con vida del sacerdote Antonio Llidó, averiguar el sitio donde pueda encontrarse y las circunstancias de su desaparición, secuestro, torturas y presunto asesinato en Chile" está "mantener viva la memoria" del religioso de Jávea, municipio donde cada año se celebra una semana cultura en su memoria y se ha puesto su nombre a un instituto de secundaria.