24 de enero de 2006

Chile.- Esposa e hijos de Pinochet esperan "retenidos" en la casa paterna la resolución de la Corte de Apelaciones

SANTIAGO, 24 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La esposa, una nuera y cuatro de los cinco hijos del ex dictador Augusto Pinochet, quienes fueron procesados este lunes por evasión tributaria vinculada a las cuentas secretas del Banco Riggs, esperan "retenidos" y no detenidos en la casa del ex gobernante de facto la resolución de la Corte de Apelaciones de Santiago sobre la libertad bajo fianza que les otorgó el mismo juez que los encausó, Carlos Cerda.

Lucía Hiriart y sus hijos Jacqueline, Lucía, Verónica y Marco Antonio, además de la esposa de este último, Soledad Olave, junto a la ex secretaria de su esposo, Mónica Ananías, y al ex albacea del ex dictador, Oscar Aitken, fueron acusados por el magistrado de cometer el delito de evasión de impuestos y fraude fiscal.

Siguiendo el procedimiento que ha sido el habitual en las causas relacionadas con Pinochet, sus familiares y ex asesores fueron notificados del encausamiento en el domicilio particular del anciano militar, en el lujoso barrio de La Dehesa, al este de Santiago, donde permanecen a la espera de que la Corte de Apelaciones ratifique la libertad bajo fianza.

Fuentes judiciales indicaron que los Pinochet Hiriart y los ex asistentes del ex dictador están "retenidos" y no detenidos, en una situación transitoria equivalente al arresto domiciliario y que este martes, a primera hora, deberán presentarse en la Dirección Nacional de Gendarmería, donde esperarán el fallo del tribunal de alzada.

Según la investigación del juez Carlos Cerda, la esposa de Pinochet, Lucía Hiriart, cometió fraude por 658.000 euros (430 millones de pesos chilenos); su hija Lucía por 762.000 euros (497 millones de pesos); Marco Antonio por Marco Antonio por 196.000 euros (128 millones); Jacqueline por 38.200 euros (25 millones) y María Verónica, quien es la primera vez que aparece involucrada en el caso, por 827 euros (540.000 pesos chilenos).

En tanto, Soledad Olave, la nuera de Pinochet, esposa de Marco Antonio, evadió 53.000 euros (35 millones); mientras que el ex albacea, Oscar Aitken, evadió 2.527.000 mil euros (1.650 millones de pesos) y la ex secretaria, Mónica Ananías, 141.000 euros, unos 92 millones de pesos.

Por el caso Riggs, que implicó que Pinochet amasara una fortuna ilegal estimada al menos en 27 millones de dólares, el ex dictador fue desaforado, es decir, privado de su inmunidad judicial, y procesado por cuatrodelitos: la presentación de declaraciones de impuesto "maliciosamente incompletas"; confección y uso de cuatro pasaportes falsos; falsificación de dos certificados de la Subsecretaría de Guerra y elaboración y extensión de una declaración jurada falsa.

PASAPORTES

Además, en el marco de la misma investigación por las cuentas del Riggs, el juez Carlos Cerda sometió a proceso a cuatro de los cinco hijos de Pinochet por el uso de pasaportes falsos.

El dictamen afecta a Augusto, Lucía, Jacqueline y María Verónica Pinochet Hiriart, en tanto que el único hermano eximido de este delito es el menor de los hijos varones del ex dictador, Marco Antonio.

El juez procesó también a la ex jefa de la Sección Pasaportes y Extranjería del Servicio de Registro Civil e Identificación, Érica Stemann Parrao, quien cometió delito al colaborar con la falsificación de los pasaportes.

Por este caso, el juez también dictó órdenes de arresto y fijó fianzas para otorgarles la libertad a los procesados.

Hasta las 21 horas de Chile (01 de la madrugada en España Peninsular), el único de los cuatro hijos de Pinochet que había pagado la fianza en el tribunal era el primogénito del ex dictador Augusto, quien obtuvo el beneficio de la libertad bajo fianza tras pagar los 153 euros (100 mil pesos chilenos) establecidos por el magistrado.