24 de enero de 2006

Chile.-La esposa y tres hijos de Pinochet, retenidos a la espera de que el tribunal decida sobre su libertad bajo fianza

SANTIAGO, 24 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La esposa y tres de los cinco hijos del ex dictador Augusto Pinochet, junto a su ex secretaria personal y a su antiguo albacea, fueron retenidos hoy en la Escuela de Gendarmería de Santiago (Policía de Prisiones), donde esperan la decisión de la Corte de Apelaciones sobre su procesamiento por evasión tributaria.

La familia Pinochet Hiriart y los ex asesores fueron encausados ayer por el juez Carlos Cerda, que investiga las millonarias cuentas secretas que el anciano militar mantenía en el Banco Riggs, y con las cuales se habrían cometido fraudes al Estado chileno por 8.000 millones de pesos chilenos (12 millones de euros).

Los procesados recibieron ayer la notificación y se mantuvieron bajo arresto domiciliario en la residencia de Pinochet en el lujoso barrio de la Dehesa, en la precordillera de Santiago.

Lucía Hiriart y sus hijos Jacqueline, Verónica y Marco Antonio, junto a su esposa Soledad Olave, llegaron pasadas las 9:00 horas (las 13:00 en España peninsular) a la Escuela de Gendarmería, donde son custodiados por la Policía de Prisiones a la espera de ser liberados bajo fianza o destinados a un recinto penal.

El único que habló con la prensa fue Marco Antonio Pinochet, quien llegó junto a su esposa, también procesada, y dijo, visiblemente molesto: "Llevamos dos años en este proceso, y no hemos podido defendernos. Nosotros no hemos cometido ningún delito".

La Justicia espera que Lucía Pinochet Hiriart, hija mayor del ex dictador, se presente ante Gendarmería, ya que es la única de los encausados que no ha recibido la notificación del Tribunal.

A la misma hora que la familia Pinochet y los ex asesores del dictador se entregaban a la Policía de Prisiones, los abogados de las partes comenzaron los alegatos ante la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, donde en estos momentos se delibera sobre la libertad bajo fianza para los procesados.

El Tribunal de alzada, presidido por el juez Carlos Gajardo, escuchó durante una hora las exposiciones de cinco abogados y se espera que resuelva en los próximos minutos.