25 de abril de 2012

Chile.- Los estudiantes consideran "insuficiente" la decisión del Gobierno de asumir los créditos universitarios

SANTIAGO, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH) ha considerado "insuficiente" la propuesta del Gobierno de asumir la gestión de los créditos para acceder a la enseñanza universitaria, que antes concedía la banca privada.

"Esto no basta. Esta propuesta significa que (los estudiantes) se seguirán endeudando y no queremos cambiar deuda por deuda", ha dicho el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Gabriel Boric.

Boric ha señalado que el objetivo de la reforma educativa que pretende llevar a cabo el Gobierno de Sebastián Piñera debe ser la gratuidad "porque el dinero no debería limitar la calidad de la educación a la que se accede".

Por su parte, la vicepresidenta de la FECH, Camila Vallejo, ha calificado de "absurda" la propuesta del Ejecutivo. "Ningún arancel puede fijar los costos en base a la empleabilidad de la carrera, debe hacerlo en base a los costos reales al impartirse", ha sostenido.

En la misma línea, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de Chile (FECU), Noam Titelman, ha considerado "inaceptable" que "todavía se entreguen recursos públicos a instituciones con ánimo de lucro", "sobre todo cuando estamos hablando del dinero de todos los chilenos".

Por todo ello, la CONFECH ha convocado una manifestación a las 11.00 horas del miércoles (16.00 horas en España) que transcurrirá por el centro de Santiago, desde Plaza de Italia hasta Estación Mapocho, según informa el diario 'El Mercurio'.

PROPUESTA DEL GOBIERNO

Ayer, el ministro de Educación, Harald Beyer, anunció que el Gobierno asumiría la gestión del llamado Crédito con Aval del Estado (CAE), aprobado en 2007, por el que los bancos privados conceden créditos para acceder a la enseñanza universitaria, según los estudiantes, con intereses de hasta el seis por ciento.

Beyer explicó que a partir de ahora el interés máximo será el dos por ciento y que el crédito comenzará a amortizarse, en un plazo máximo de 15 años, una vez que el estudiante comience a trabajar, aunque las cuotas no podrán superar el diez por ciento de los ingresos personales.