6 de octubre de 2011

Los estudiantes creen "imposible" el diálogo con el Gobierno por su oposición a la gratuidad de la educación

SANTIAGO, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Camila Vallejo, ha considerado que es "imposible" continuar con el diálogo sobre la mejora de la educación, mientras que los estudiantes de secundaria han anunciado su salida de las negociaciones, debido a la oposición del Gobierno a la gratuidad de la educación pública.

"Nosotros creemos que es imposible darle continuidad a esta mesa de trabajo", ha dicho Vallejo en la rueda de prensa que ha ofrecido al término de la segunda reunión con el Gobierno, que al igual que la anterior se ha celebrado en la sede del Ministerio de Educación.

No obstante, la presidente de la FECH ha explicado que la decisión no es definitiva porque deberá ser ratificada por la Confederación de Estudiantes de la Universidad de Chile (CONFECH), previsiblemente, en la reunión que celebrará el próximo sábado.

Antes de que concluyera la segunda sesión del diálogo, la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES) anunciaron su salida definitiva de estas negociaciones por la negativa del Gobierno a aplicar la gratuidad en todos los niveles educativos.

"Hoy decidimos quebrar la mesa porque el Gobierno se ha mostrado intransigente con su postura", ha indicado el portavoz de la ACES, Alfredo Vielma, en alusión al tema de la gratuidad de la educación, al tiempo que ha calificado de "bastante fuerte" esta última reunión.

El ambiente del diálogo ha podido conocerse prácticamente al minuto gracias al líder de la Federación Mapuche de Estudiantes, José Ankalao. "Estamos angustiados y deprimidos después de escuchar la propuesta del Gobierno", ha escrito a través de Twitter al comienzo de la reunión.

Además, Ankalao ha denunciado que el ministro de Educación, Felipe Bulnes, ha tratado de forma "hostil" a los estudiantes, poniendo en peligro la continuidad de las conversaciones. "Que la gente juzgue", ha apuntado, según informa la edición digital del diario 'El Mercurio'.