5 de febrero de 2008

Chile.- Ex generales chilenos denuncian "campaña de difamación" contra las Fuerzas Armadas

SANTIAGO, 5 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme)

El Centro de Generales en Retiro del Ejército de Chile (Cenge) denunció hoy lo que considera "una campaña de difamación en contra de las Fuerzas Armadas" chilenas, la que atribuyen al oficialismo de centro izquierda.

La declaración de los ex uniformados, que fue entregada a la prensa local por el presidente del organismo, Jaime Núñez, se produce pocas horas después de que ayer el comandante en jefe del Ejército chileno anunciara la renuncia de un general que participó en la ejecución de 14 prisioneros políticos en 1973, en el marco de la llamada "Caravana de la Muerte".

El dimitido oficial, que cuando se cometieron los crímenes tenía 20 años y era subteniente, confesó ante los tribunales que trasladó a los 14 prisioneros hasta una zona donde sus superiores los ejecutaron, sumándolos a los más de 70 asesinados que dejó la comitiva militar que recorrió Chile a un mes del Golpe de Estado, para matar a los opositores y por órdenes del ex dictador Augusto Pinochet.

En su declaración pública, los generales retirados dijeron que "desde hace algunos días a la fecha, diversos personajes políticos y simpatizantes de la Concertación (coalición) gobernante, han desatado una orquestada e injuriosa campaña de difamación en contra de quienes, hasta hace muy poco, aceptaban y reconocían como prestigiosos oficiales generales en servicio activo del Ejército de Chile".

El presidente de los generales retirados dijo que la organización de ex militares está comprometida con actuar "ante todas las instancias posibles para lograr el término del doble estándar e injusta vara con que han sido medidos los actos y acciones de nuestros mandos, pares y subordinados, sin los cuales Chile habría sido arrastrado a una cruenta lucha fraticida y guerra civil de incalculables proporciones".

El reclamo de los ex oficiales se produce también después de que La Moneda expresara su satisfacción por la renuncia del cuestionado general, que fue recibida con esperanza en las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, que afirman que las Fuerzas Armadas chilenas aún mantienen oculta información sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura militar entre 1973 y 1990.