11 de diciembre de 2012

Chile.- Un ex magistrado del TS dice que Pinochet era consciente de todos los crímenes cometidos bajo su dictadura

SANTIAGO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex dictador Augusto Pinochet (1973-1990) era consciente de los crímenes cometidos por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), su Policía Secreta, según ha aseverado este lunes el ex magistrado de la Corte Suprema de Chile Alejandro Solís.

En una entrevista concedida al Grupo Cooperativa, Solís, que se acaba de jubilar, ha explicado que su experiencia en los más de 90 casos que ha conocido sobre las violaciones de los Derechos Humanos cometidas durante el régimen militar le permite aseverar que Pinochet estaba al corriente de todo.

En concreto, el ex magistrado se ha referido al proceso judicial contra Manuel Contreras, el primer director de la DINA, y el resto de la cúpula de la Policía Secreta, por la desaparición de al menos 20 personas durante el régimen militar, por el que fue condenado a 150 años de prisión por violaciones de los Derechos Humanos.

"En sus últimas declaraciones, Contreras dice que se reunía personalmente con Pinochet: iba a su casa, desayunaban juntos, recibía órdenes y le rendía cuentas de dichas órdenes diariamente, por lo tanto no se puede menos que presumir que había un conocimiento exacto de Pinochet sobre los delitos que se estaban cometiendo", ha dicho.

Si bien, Solís ha subrayado que "por las circunstancias" nunca se ha podido probar la participación de civiles en estos crímenes. "Solo hemos tenido presunciones o antecedentes tangenciales de la participación de civiles", ha lamentado.

"De resultados concretos, solo recuerdo el del periodista Claudio Sánchez en el caso de la familia Gallardo. El montaje que se hizo en la Rinconada de Maipú por un eventual enfrentamiento entre ocho víctimas que habían sido matadas en Villa Grimaldi", ha indicado.

No obstante, Solís ha considerado que "ya es de público conocimiento que allí (en la DINA) se cometieron secuestros y homicidios". "Dan cuenta de ello los autos de procesamiento dictados por mí y por otros magistrados", ha sostenido.

"Por la multiplicidad de causas en las que se han repetido los métodos para llegar a la detención, para recluir a los detenidos en determinados lugares, no pueden ser invenciones de los testigos, aunque sean negados por los autores de los hechos", ha estimado.

Interrogado sobre su aportación a la lucha por la defensa de los Derechos Humanos, ha considerado que ha hecho "un modesto trabajo". "Creo que puse mi grano de arena en este edificio que es la reconciliación de los chilenos a través de la verdad y de la justicia", ha dicho.