17 de abril de 2006

Chile.- El Gobierno de Bachelet insiste en que no habrá punto final en los casos de violaciones de Derechos Humanos

Diputados oficialistas presentarán proyecto en el Parlamento para impedir aplicación de la ley 'pinochetista' de 1978

SANTIAGO, 17 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El ministro portavoz de La Moneda, Ricardo Lagos Weber, insistió hoy en que el Gobierno de Michelle Bachelet hará todo lo que esté a su alcance para impedir que haya un punto final en materia de casos de violaciones a los derechos humanos cometidas durante al dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Las declaraciones del secretario de Estado tienen lugar después de que la semana pasada un juez decidió aplicar la Ley de Amnistía de 1978 en uno de los episodios de la llamada Caravana de la Muerte, que registra el paso de una comitiva militar por distintas ciudades de Chile tras el golpe de Estado de 1973 y que dejó más de 70 muertos.

Lagos Weber dijo que, respecto a este caso, "ha habido un juicio en primera instancia y por lo tanto, hay que esperar a que estas causas terminen para ver el resultado final". No obstante, enfatizó que "vamos a hacer todo lo que está a nuestro alcance para que no haya ley de punto final".

El ministro portavoz recordó que todos los gobiernos democráticos de la coalición de centro izquierda posteriores a la dictadura pinochetista "han hecho muchos esfuerzos" para velar por la verdad y la justicia en estos casos.

"No habrá ley de punto final. Vamos a seguir haciendo los esfuerzos con lo que tenemos a disposición para que los tribunales ayuden a las familias a encontrar los restos de los detenidos desaparecidos y que se haga justicia", insistió.

Pinochet dictó la Ley de Amnistía en 1978 para impedir la investigaciones judicial de las violaciones a los derechos humanos cometidas entre 1973 y 1978, con la única excepción del asesinato del ex canciller Orlando Letelier, ocurrido en Washington, en 1976.

Cinco parlamentarios oficialistas anunciaron hoy la presentación de un proyecto de ley para derogar la Ley de Amnistía. Uno de los autores de la iniciativa legal, Tucapel Jiménez, hijo de un dirigente sindical asesinado durante la dictadura, dijo que es "inaceptable que en Chile no se respeten los tratados internacionales.

"No se puede aceotar que los crímenes de lesa humanidad sean amnistiados, es una vergüenza para todos, es por eso ex que vamos a pedirle al Ejecutivo que le dé suma urgencia a este proyecto", subrayó el diputado oficialista.