2 de mayo de 2007

Chile/Indonesia.- El viceministro de Exteriores chileno viaja a Indonesia para impulsar las relaciones bilaterales

SANTIAGO, 2 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Con el objetivo de profundizar las relaciones políticas y comerciales entre Chile e Indonesia, el viceministro de Asuntos Exteriores de este país sudamericano, Alberto Van Klaveren, inició hoy una visita oficial a la nación del Asia Pacífico.

La Cancillería chilena informó este lunes por su parte de que Van Klaveren se reunió con el director general para Asuntos con Las Américas y Europa, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores indonesio, el embajador Eddi Hariyadhi, en un cita en la que ambos pasaron revista a las relaciones bilaterales entre Jakarta y Santiago de Chile y donde destacan los "excelentes vínculos y, en particular, el creciente comercio bilateral" que a fecha de diciembre del 2006 superó los 350 millones de dólares, cifra que representa el 20 por ciento del comercio de Chile con las naciones del sudeste asiático. Asimismo, intercambiaron opiniones sobre al avance de iniciativas regionales y multilaterales de interés para ambos países.

Por su parte, el viceministro Klaveren también aprovechó su viaje a Indonesia para reunirse con la ministra de Comercio, Mari Pangestu, con quien evaluó las posibilidades de incrementar el flujo comercial entre ambos países.

Por otra parte, en su encuentro con la secretaria general adjunta de Asean, Soeung Rathchavy, Van Klaveren expresó el interés de Chile por acrecentar su vinculación con dicho órgano regional.

Horas después, el viceministro asistió a una reunión con el ministro de Exteriores indonesio, Hassan Wirajuda, al tiempo que participó en una conferencia ante académicos locales del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) para abordar la relación en su conjunto entre Chile y Asia Pacífico.

Finalmente, Van Klaveren visitó en el barrio Menteng de Yakarta el lugar donde el poeta chileno y Premio Nobel de Literatura Pablo Neruda trabajó como cónsul de Chile en Batavia, en 1930. Allí hizo entrega de unas fotografías que constituyen la base de una futura biblioteca nerudiana.