6 de enero de 2010

Chile.- La Justicia chilena rechaza libertad bajo fianza para dos médicos acusados del homicidio del ex presidente Frei

SANTIAGO, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Justicia chilena ha rechazado conceder la libertad bajo fianza a los médicos Patricio Silva y Pedro Valdivia, procesados por el homicidio del ex presidente democristiano Eduardo Frei Montalva en 1982 como presunto autor y cómplice, respectivamente, del crimen, al considerar que ambos representan "un peligro para la seguridad de la sociedad".

El magistrado Mario Rojas, que sustituye al juez titular del caso, el magistrado Alejandro Madrid --inhabilitado temporalmente del mismo tras ser recusado por la Defensa de Valdivia--, determinó este martes que ambos médicos permanezcan en prisión preventiva, informó el diario 'La Nación'.

Por su parte, la Corte de Apelaciones de Santiago todavía tiene que pronunciarse sobre los recursos presentados por la Defensa de los médicos para lograr su libertad bajo fianza, algo que se espera haga mañana, informó la emisora Radio Cooperativa.

Esta misma corte rechazó otorgar el lunes pasado la libertad bajo fianza solicitada por la Defensa del ex chófer del ex presidente, Luis Becerra, también acusado de participar en el asesinato de Frei, esgrimiendo el mismo argumento del "peligro" social que representa.

La Segunda Sala de la Corte Suprema ya rechazó por amplia mayoría el pasado miércoles los recursos de amparos presentados por la Defensa de cuatro de los seis imputados por el homicidio de Frei, quien gobernó entre 1964-1970 el país.

La Sala de Cuentas de la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile inhabilitó a mediados de diciembre al juez Madrid para seguir investigando el asesinato del ex presidente en 1982 durante la dictadura militar tras aceptar el recurso presentado por la defensa de Valdivia esgrimiendo una supuesta animadversión del mismo hacia el doctor al haber hecho juicios de valor sobre el caso.

El magistrado Madrid permanecerá apartado del caso hasta que la Justicia resuelva el fondo de la recusación, aunque el abogado de la familia de Frei, Alvaro Varela, es optimista ante la posibilidad de que el tribunal finalmente rechace la recusación del juez y éste pueda retomar la investigación.

El magistrado inhabilitado dictó el pasado 7 de diciembre prisión para el ex agente de la Central Nacional de Inteligencia, Raúl Lillo, el ex chofer de Frei, Luis Becerra y el médico Patricio Silva Garín como autores del homicidio, para el médico Pedro Valdivia como presunto cómplice del asesinato y para los patólogos Sergio González y Helmar Rosenberg como encubridores del mismo.

El ex presidente Frei pereció en 1982 en la Clínica Santa María después de ser operado de una hernia de hiato un año antes y tras haber contraído una infección severa. Su familia siempre sostuvo que su rápido deterioro se debió a un agente externo que le fue suministrado y por la ineficacia de los antibióticos de última generación que le administraron.

La hipótesis de la muerte por envenenamiento volvió a cobrar relevancia después de que el cirujano que dirigió la primera operación a la que fue sometida el mandatario, Augusto Larraín, aseguró en agosto de 2006 que su muerte pudo deberse a un "agente químico externo", teoría que descartó previamente.

Por su parte, las investigadoras académicas del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Chile Carmen Cerda y Laura Börgel concluyeron en sendos informes que en el cuerpo del ex presidente se encontró más restos de gas mostaza, arma química empleada en la guerra entre Irán e Irak entre 1980 y 1988, y de talio, veneno que incorporan los raticidas. Ambos agentes provocan seriso daños del sistema digestivo, entre otros graves efectos en el organismo