2 de abril de 2007

Chile.- Michelle Bachelet promulga una ley que vela por los derechos laborales de los futbolistas

SANTIAGO, 2 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, promulgó hoy la Ley 20.178, que regula y vela por los derechos laborales de los futbolistas profesionales y de los trabajadores que se desempeñan en este ámbito.

En una ceremonia realizada este lunes en el Palacio de La Moneda, Bachelet explicó que "desde hoy, los trabajadores del fútbol profesional chileno podrán tener trabajos más dignos, más decentes y mejor protegidos".

La normativa incorpora a los futbolistas profesionales, entrenadores y auxiliares técnicos a las normativas que rigen a todos los trabajadores chilenos y que están comprendidos en el Código del Trabajo.

La mandataria dijo que, con este cuerpo legal, Chile ha dado "un salto histórico hacia mayor justicia y protección para nuestros jugadores, entrenadores y gente del fútbol profesionales".

Bachelet recordó que, desde hace varias décadas, el Sindicato de Futbolistas Profesionales (SIFUP) estaba luchando por una ley de este tipo, "para mejorar las condiciones laborales de los futbolistas y contribuir a una mayor transparencia y modernización del deporte rentado. Sus demandas han contado con el más alto respaldo de la Asociación Nacional del Fútbol Profesional".

La presidenta destacó que la ley generó un consenso en todos los sectores políticos y relevó que el país necesita acuerdos como éste para beneficiar a los ciudadanos.

Asimismo Bachelet reconoció que la nueva ley fue aprobada también gracias a que el Poder Ejecutivo y el Parlamento dialogaron con un sindicato de futbolistas. "Ha sido determinante la organización de estos trabajadores del deporte, su esfuerzo colectivo y búsqueda responsable para que sus demandas pudieran ser cumplidas", dijo.

En este sentido, dijo que su Gobierno tiene clara "la necesidad de un sindicalismo fuerte y representativo", y, además, "de un diálogo social efectivo, que pavimente el camino de la confianza y la colaboración de las partes".

Bachelet relevó que con esta nueva ley se introduce formalidad a las relaciones con los trabajadores, se establecen claramente derechos y deberes, se llenan vacíos, se protege a los desprotegidos y se otorgan mínimas seguridades a quienes participan de la actividad. Aseguró que éste es el ejemplo de un acuerdo "en el que ganan las dos partes, ganan todos los involucrados, gana el fútbol y el país".

"Con este estatuto, colocamos al fútbol chileno en una mejor posición internacional, promoviendo y garantizando derechos laborales. Chile podrá lucir un estatuto digno para todos los jugadores", añadió.

"Este acuerdo debe servir, debe ser un impulso, un incentivo para mejorar en general la actividad del fútbol profesional, para hacerlo más transparente, más eficiente y para contar con deportistas con mejores y más dignas condiciones de trabajo. Permitirá inhibir y terminar con prácticas laborales atentatorias a la dignidad y profesionalismo de nuestros jugadores", dijo la presidenta.

BENEFICIOS

La nueva ley saca a los futbolistas profesionales de la situación de absoluta desregulación laboral en la que se encontraban. Uno de los principales contenidos de este nuevo marco de regulación para los futbolistas profesionales es que los contratos de trabajo que celebren éstos con sus respectivos clubes tendrán un plazo determinado, el que no podrá ser inferior a una temporada ni extenderse por más de cinco.

Además, se establece a favor del futbolista el derecho a percibir a lo menos el 10 por ciento del valor de su transferencia desde un club a otro.

De igual forma, el nuevo estatuto laboral establece la obligatoriedad de que la remuneración se pague dentro de los 30 días y determina, además, plazos para el pago de los premios y otras prestaciones.

Por otro lado, si bien se establece la exención de descanso dominical para estos trabajadores, la jornada laboral deberá ser compatible con sus condiciones físicas y la protección de su salud. Igualmente se resguardan los derechos de imagen del futbolista, requiriendo su autorización expresa, para su uso publicitario.