22 de abril de 2007

Chile.- Olas de seis metros dejan diez desaparecidos tras un violento seísmo

Bachelet y su ministro del Interior viajan hoy a la zona afectada

SANTIAGO, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Diez personas siguen desaparecidas tras el pequeño tsunami que sacudió ayer las costas chilenas. Las olas, que alcanzaron hasta seis metros de altura, fueron provocadas por un fuerte seísmo de 6,2 grados en la escala de Richter que tuvo su epicentro en el Océano Pacífico.

Todas las personas desaparecidas estaban en el fiordo de Aisén, en la Patagonia chilena. El corrimiento de tierras provocó el pánico entre la población local debido a las grietas y a que derribó pequeñas estructuras y postes de electricidad.

Evaristo Contreras, su esposa, su nuera y nieta, quienes esperaban la visita del alcalde de Puerto Aisén, Óscar Catalán. La familia aguardaba al alcalde en la playa para recibir equipos de radio que les permitirían mantener contacto con la ciudad. La embarcación de Catalán estaba cerca de la orilla cuando el alcalde vio cómo la familia cayó al suelo y se dio cuenta que un gran sismo estaba sacudiendo la zona. Sólo una parte de la tripulación desembarcó al llegar a la orilla, cuando una ola de unos seis metros los arrastró, ante la horrorizada mirada del alcalde y otros testigos, según informó el diario chileno 'El Mercurio'.

Además de los cuatro integrantes de la familia Contreras, fueron arrastrados por las aguas Ricardo Figueroa y su hija Melissa, que acompañaban al alcalde. A estos seis desaparecidos se suman cuatro empleados de empresas salmoneras de la zona.

Las labores de búsqueda de estos desaparecidos comenzaron hoy a las 8:00 (14:00 hora peninsular española) y cuentan con dos patrullas de la Armada, un helicóptero del Ejército, patrullas de carabineros y buzos. También se sumarán a estos trabajos tres helicópteros y tres aeronaves del Ejército, enviadas por las Fuerzas Aéreas desde Santiago.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y el ministro de Interior, Belisario Velasco, viajarán hoy a la zona para mantenerse al tanto de las labores de búsqueda y rescate.