9 de junio de 2006

Chile.- Parte del movimiento de protesta de estudiantes chilenos decide volver a las aulas

SANTIAGO DE CHILE, 9 Jun. (EP/AP) -

Un sector del movimiento estudiantil que hace tres semanas paralizó la educación secundaria, decidió el jueves seguir con las protestas contra el Gobierno, mientras otro grupo empezó a reincorporarse a las clases.

Al término de una asamblea de más de seis horas, un grupo que en la víspera lideró las críticas a los portavoces estudiantiles anunció su retorno a clases, pero poco después uno de los jóvenes líderes de las protestas afirmó que proseguirán las ocupaciones de escuelas y huelgas.

"Hasta el momento se mantienen las movilizaciones", dijo Juan Carlos Herrera, que invitó a dirigentes universitarios, de profesores, y de padres y tutores a una nueva asamblea el viernes "para adoptar una decisión común".

"Yo los llamó a reflexionar y a deponer sus actitudes", dijo Andrés Zaldívar, vicepresidente en ejercicio que reemplaza a Bachelet, que el jueves inició una visita oficial de dos días a Estados Unidos.

Los estudiantes secundarios iniciaron su revuelta con demandas económicas y de revisión del sistema educacional legado por el pasado régimen militar, criticado por todos por su baja calidad.

Hace una semana Bachelet acogió parcialmente sus exigencias y en la víspera les ofreció incorporarse a un consejo asesor que analizará los cambios al sistema educacional, pero en un número muy inferior al que aspiraban.

Bachelet reservó 12 cupos, un 17%, para los estudiantes secundarios y universitarios en un consejo de 73 integrantes, que aspiraban a un "50% más uno".

La reacción ante la oferta oficial se convirtió en el detonante que dividió a los protagonistas de la "revolución de los pingüinos", como se llaman a sí mismos por el color de sus uniformes. En dos jornadas de huelga paralizaron a unos 800.000 estudiantes cada vez.

En las últimas horas los jóvenes, de 13 a 17 años, han devuelto unas 500 escuelas que mantenían ocupadas hace un par de semanas y miles empezaron a regresar a las clases.