19 de noviembre de 2009

Chile/Perú.- Chile responderá "en el momento oportuno" a la denuncia de Perú sobre el supuesto caso de espionaje

SANTIAGO/LIMA, 19 Nov. (Reuters/EP) -

Chile anunció este jueves que responderá "en el momento oportuno" a la solicitud de Perú de investigar un supuesto espionaje militar a favor de Santiago, mientras que Lima advirtió a su vecino de que revisará las relaciones si no sanciona a los responsables.

La denuncia del presunto espionaje militar se produce en momentos en que los socios comerciales mantienen un litigio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) porque Perú ha pedido redefinir los límites marítimos perdidos en el siglo diecinueve.

Lima entregó este miércoles a Santiago una nota de protesta en rechazo a "las acciones de espionaje" a favor de Chile, en la última escalada del caso que estalló cuando el Gobierno peruano confirmó que un agente de la Fuerza Aérea (FAP) fue detenido y acusado de enviar información militar reservada a Chile.

"Recibida la nota verbal, en el tiempo oportuno, la vamos a contestar, porque como lo he anunciado en estos días, no tenemos ningún inconveniente en responder consultas cuando se nos hacen a través de los mecanismos diplomáticos", informó el ministro chileno de Exteriores, Mariano Fernández.

Junto a la nota, Perú también envió a Chile la documentación y "pruebas" del supuesto caso de espionaje. El suboficial de la FAP detenido por acusaciones de haber participado en el espionaje pidió perdón este miércoles al presidente Alan García y a los peruanos por sus acciones, según su abogado.

"Creo que ya está dicho todo. Si Chile persiste en no hacer una investigación y deslindar responsabilidades y sancionar a los que sean culpables de ese delito, pues tendremos que hacer una revisión de todo el proceso de las relaciones", advirtió el titular peruano de Exteriores, José Antonio García Belaunde a la emisora local CPN, sin precisar más detalles.

Santiago ha negado las acusaciones y ha pedido a Lima prudencia sobre la situación que ha llevado a las relaciones entre los dos países sudamericanos a su nivel más bajo en años. Hasta el momento Perú había afirmado que el roce no tendría por qué afectar los creciente lazos comerciales entre ambos países.

Analistas han coincidido en que el caso afectará por un tiempo la relación política entre Lima y Santiago, pero no tendrá un impacto en los intercambios comerciales que han crecido fuertemente en los últimos años.

Tras la denuncia, los vecinos han tenido cruces verbales. García catalogó el espionaje de "repulsivo" y propio de una "republiqueta" y su homóloga chilena, Michelle Bachelet, rechazó las expresiones calificándolas de "ofensivas y altisonantes".