13 de noviembre de 2012

Chile/Perú.- La Corte Suprema chilena amplía el permiso de extradición para el expresidente peruano Fujimori

SANTIAGO, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Corte Suprema de Chile ha ampliado la extradición a Perú del expresidente Alberto Fujimori, que tiene pendiente un juicio por un presunto delito de malversación de caudales públicos por la supuesta entrega de dinero a periódicos que le apoyaron en sus aspiraciones políticas.

La justicia peruana no podía juzgar a Fujimori por malversación de fondos públicos si no lo autorizaba el Supremo chileno, ya que Santiago aprobó la extradición con la condición de que el exdirigente peruano fuese juzgado por crímenes relacionados con los asesinatos cometidos durante su mandato (1990-2000).

Un antiguo asesor de Fujimori, Vladimiro Montesinos, reveló que el presidente envió a diarios que respaldaban su segunda reelección unos 122 millones de soles (36,6 millones de euros) procedentes de la Fuerza Aérea de Perú (FAP) y del Ejército al Servicio de Inteligencia Nacional (SIN). El dinero figuraba bajo la consideración de gastos reservados.

La Corte Suprema de Chile ha accedido a la petición del Estado peruano y ha confirmado la resolución que emitió en septiembre en primera instancia la jueza María Eugenia Sandoval, informa el periódico 'El Mercurio'. El fallo definitivo, sin embargo, ha contado con opiniones a favor y en contra de ampliar la extradición.

Fujimori fue extraditado a Perú en 2007 tras permanecer en Chile alrededor de dos años y, desde entonces, se encuentra recluido en el Centro Penitenciario de Barbadillo, situado en Lima. En 2009, La Justicia peruana condenó al expresidente a 25 años de prisión por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, en las que 25 personas fueron ejecutadas por efectivos del Ejército.

Las autoridades peruanas solicitaron en julio de 2011 la inclusión dentro de la extradición del delito de malversación de caudales públicos. El 'sí' de la Corte Suprema chilena llega en pleno debate en Perú por el indulto humanitario solicitado por la familia de Fujimori, que ha exigido la excarcelación del antiguo mandatario por motivos de salud.