27 de enero de 2014

El ministro del Interior chileno confía en el fallo de la CIJ en la disputa con Perú

SANTIAGO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior de Chile, Andrés Chadwick, se ha mostrado confiado este domingo de cara al fallo que anunciará la Corte Internacional de Justicia (CIJ) respecto a la disputa territorial entre Chile y Perú en torno a una zona de 37.500 kilómetros cuadrados de frontera marítima.

   Así, ha sostenido que "no hay que asumir situaciones hipotéticas" y ha destacado que el Gobierno chileno espera no tener que desarrollar "ninguna acción de compensación con ningún sector productivo".

   "Tenemos confianza que el fallo nos puede y nos debe dar la razón dada la fundamentación jurídica que ha sido tan sólida por parte del Estado chileno", ha agregado, según ha informado el diario chileno 'La Tercera'.

   "Nos sentimos con la tranquilidad que nuestras fundamentaciones jurídicas son muy sólidas, que se ha hecho todo lo que el país ha dispuesto con objeto que la defensa jurídica sea de excelente nivel profesional, rigurosa y que se haya esgrimido ante el tribunal en el mayor nivel jurídico como corresponde a la defensa del Estado de Chile y por consiguiente con serenidad esperamos el fallo de mañana", ha apuntado.

   Por último, Chadwick ha anunciado que el presidente chileno, Sebastián Piñera, "esperará el fallo en el Palacio de La Moneda y tendrá reuniones con presidente del Senado, de la Cámara de Diputados y todos los miembros de las comisiones de relaciones exteriores y todos los presidentes de los partidos políticos".

   "De igual forma se comunicará de forma inmediata con la Presidenta electa Michelle Bachelet, para efecto de comentar e intercambiar opiniones sobre el fallo", ha remachado el ministro del Interior.

FALLO DE LA CIJ

   La CIJ anunció el pasado 13 de diciembre en un comunicado que a las 15.00 (hora local) del 27 de enero de 2014 su presidente, Peter Tomka, leerá el veredicto "en el caso relativo a la disputa marítima de Perú contra Chile, que será vinculante e inapelable".

   Tras conocerse la fecha en la que se dará a conocer la decisión judicial, el Gobierno de Chile manifestó que "espera con serenidad el fallo que dictará la CIJ, de acuerdo con su tradición de respeto al Derecho Internacional".

   El Gobierno de Piñera ratificó "la política de Estado que invariablemente ha seguido el país en esta materia y continuará manteniendo las debidas coordinaciones con los poderes públicos, así como con sectores nacionales y regionales relevantes".

   Por su parte, el presidente peruano expresó su "confianza" en obtener una sentencia favorable. "Creemos que nuestros argumentos han sido sólidos y contundentes y esperamos que la CIJ responda a las expectativas", dijo.

DISPUTA TERRITORIAL

   El Gobierno peruano, con Alan García al frente, presentó en 2008 una demanda ante la CIJ para recuperar el dominio de dicha zona marítima, ahora controlada por Chile tras la guerra del Pacífico (1879-1884), en la que Bolivia perdió su acceso al mar.

   Para Perú su frontera marítima con Chile no se encuentra definida, mientras que para su vecino sí lo está desde que ambos países suscribieron dos acuerdos a mediados del siglo pasado, los cuales Lima considera unos pactos pesqueros sin vinculación territorial.

   Santiago afirma que la demanda peruana desconoce los tratados marítimos vigentes de 1952 y 1954, los cuales para Perú son solo convenios suscritos para controlar las faenas pesqueras.