21 de septiembre de 2007

Chile/Perú.- El Supremo chileno extradita a Fujimori por siete de los 13 casos reclamados por Perú

SANTIAGO, 21 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Tribunal Supremo chileno decidió hoy aceptar el pedido de extradición en contra del ex presidente peruano Alberto Fujimori, reclamado por Lima por siete casos de violaciones de Derechos Humanos y cinco de corrupción.

La decisión de extraditar a Fujimori se tomó de manera unánime en dos casos de violaciones a los derechos fundamentales, las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos, y de manera dividida en otros cinco casos. En cambio, fue rechazada en otros cinco delitos de corrupción.

Esta decisión rechaza un fallo anterior del juez Orlando Álvarez, quien el 11 de julio pasado rechazó extraditar a Fujimori al considerar que no había pruebas suficientes para demostrar su participación en los delitos que se le imputan.

Tras tensas horas de espera, el presidente de la Segunda Sala Penal del máximo tribunal, Alberto Chaigneau, se reunió con el centenar de periodistas que se dio cita en el edificio del Poder Judicial, en pleno centro de la capital, a quienes informó de que "de los 13 casos, siete fueron aceptados para conceder la extradición. No fue complicado. Fue muy largo, no más".

Junto con descartar haber recibido "presiones" de parte de las autoridades chilenas, el magistrado dijo que "es cuestión de conocernos a nosotros para darse cuenta de que no nos van a presionar".

"Fue mucho más fácil de lo que pensaba y, sobre todo, lo que era importante, los casos de Barrios Altos y La Cantuta, fue unánime", dijo Chaigneau, que dijo que al Poder Judicial chileno le corresponde ahora notificar a los abogados y al Ministerio de Asuntos Exteriores, "para que ellos hagan lo que sea necesario".

Un secretario del tribunal notificará a Fujimori, tras lo cual debería ser puesto a disposición de la Embajada de Perú en Santiago, la cual lo trasladaría a Lima. Fujimori está en Santiago desde 2005, cuando llegó con la intención de viajar a Perú para presentarse en las elecciones presidenciales que ganó Alan García.

Tras varios meses en prisión, fue beneficiado con el arresto domiciliario, tras lo cual arrendó una casa en un lujoso condominio ubicado en la comuna de Chicureo, en el extremo norte de Santiago, hasta donde deberá llegar el secretario del tribunal a notificarlo hoy de su nueva situación judicial.