19 de enero de 2006

Chile.- El presidente del Senado se queja a Bachelet por las recientes intervenciones del Ejecutivo en el Congreso

SANTIAGO, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Senado chileno, Sergio Romero, manifestó hoy a la presidenta electa del país, Michelle Bachelet, su molestia por las intervenciones que el Ejecutivo ha tenido recientemente en el Congreso ya que, a su juicio, han tratado de convertirlo en "un buzón, un escenario de juegos electorales".

"Nosotros no hemos visto en el último tiempo con agrado que el Ejecutivo haya intervenido en los escenarios legislativos para convertir al Senado, o al poder legislativo en general, en un buzón, un escenario de juegos electorales", declaró Romero, manifestando que le dio a conocer su molestia a Bachelet, según el diario local 'El Mercurio.

El parlamentario criticó además la decisión del Gobierno de quitar la urgencia a la ratificación, por parte del Senado, del nombramiento del juez Carlos Cerda como nuevo miembro de la Corte Suprema.

"La decisión de retirar la nominación del ministro (juez) Cerda es una contradicción de parte de quienes han sostenido que los tiempos electorales son propicios para hacer actividades legislativas, ellos mismos han dicho que el ambiente no era el adecuado, entonces se están contradiciendo", señaló.

El parlamentario de RN, visitó esta mañana a la futura Gobernante en su casa, ubicada en la calle Manquehue Norte, y destacó su disposición de "poder trabajar activa y muy estrechamente con el Congreso, respetando naturalmente los principios de separación de los poderes".

Romero manifestó que el Senado ha sido "verdaderamente el lugar de encuentro de los grandes acuerdos y, si bien hoy día hay algunos vientos por ahí, que antes han señalado confrontación, nosotros esperamos que se persiga en interés de Chile". "Es el compromiso del Senado", acotó.

"Siento verdaderamente que aquellos que hoy día están augurando avanzar sin transar (...) tienen que decidir claramente cuál va a ser efectivamente el rayado de cancha", agregó el parlamentario.

Al ser consultado respecto de la razón por la que no se reunió con la presidenta electa antes, Romero se excusó argumentando que tuvo compromisos previamente concertados y una agenda "muy apretada" en el Senado.

Por último, el parlamentario comentó que "nuestra oposición va a ser firme, pero a la vez constructiva, constructiva porque, en definitiva, nosotros creemos que en muchos campos se tiene que imponer el interés de Chile sobre cualquier consideración".

A inicios de este mes de enero, la Cámara Alta rechazó una moción de censura presentada por la Concertación en contra del presidente del Senado.

La iniciativa, impulsada por el senador demócrata cristiano Jorge Pizarro, surgió después de que Romero calificara al aún presidente de Chile, Ricardo Lagos, de "francotirador" y "guerrillero" al decir de él que practicaba el intervencionismo electoral.