10 de abril de 2007

Chile/Uruguay.- Bachelet y Vásquez suscribieron nueve convenios de cooperación entre Chile y Uruguay

SANTIAGO, 10 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Los presidentes de Chile y Uruguay, Michelle Bachelet y Tabaré Vásquez, respectivamente, suscribieron este lunes nueve convenios de cooperación bilaterales, los cuales destacan por su marcado acento comercial y de integración.

Los acuerdos implican el establecimiento de la Comisión de Comercio Bilateral Chile-Uruguay; cooperación en el ámbito de la Defensa; modernización de la administración penitenciaria; acuerdo de cooperación entre la Corfo y la Corporación Nacional para el Desarrollo del Uruguay (CND) y el acta de Constitución del Consejo Asesor Empresarial Chileno-Uruguayo. Todos los convenios se implementarán con plena vigencia en un plazo de tres meses.

En el marco de la visita de Estado que el mandatario uruguayo realiza a Chile, ambos gobernantes sostuvieron un encuentro en el Palacio de La Moneda, tras lo cual ofrecieron una rueda de prensa conjunta.

Vásquez llegó a Santiago acompañado de sus ministros de Asuntos Exteriores, Reinaldo Gargano; de Economía, Danilo Astori; de Defensa, Azucena Berrutti; de Industria, Jorge Lepra, y el embajador en Chile, Carlos Pita.

En la conversación con los periodistas, Bachelet dijo que Uruguay "es un aliado estratégico" de Chile.

"Como hemos estado hablando, nosotros vemos a Chile y Uruguay como aliados estratégicos, potenciales, complementarios, que podemos trabajar juntos para el bien de ambas naciones", dijo la presidenta.

Bachelet explicó que Uruguay es una puerta de entrada hacia el Océano Atlántico tal como Chile lo es hacia el Pacífico.

En tanto, el mandatario visitante señaló que el acercamiento entre ambos países no es sólo comercial, sino que apunta al logro conjunto de crecimiento económico con equidad social.

"Los acuerdos que hemos logrado para avanzar en ese sentido de lograr un mayor entendimiento, una mayor cooperación, un mayor crecimiento económico, una macroeconomía sana, reglas de juego claras, precisas, para que con ese crecimiento podamos con justicia social lograr el objetivo que no es nuestro, sino de nuestros pueblos, a quienes no les podemos agregar ninguna frustración más a las tantas que ya ha tenido", dijo Tabaré Vásquez.