La CIJ de La Haya rechaza la tesis de Bolivia y considera que Chile no está obligado a negociar una salida al mar

La CIJ de La Haya rechaza la tesis de Bolivia y considera que Chile no está obligado a negociar una salida al mar
1 de octubre de 2018 REUTERS / YVES HERMAN

   MADRID, 1 Oct. (EP/Notimérica) -

   La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya ha dictaminado este lunes que Chile no está obligado a tener que negociar con Bolivia una salida al océano Pacífico, como reclama el Gobierno que preside Evo Morales, presente en La Haya para la lectura del esperado fallo.

   El fallo ha sido alcanzado por 12 votos frente a tres y supone el rechazo de los argumentos presentados por el Gobierno boliviano.

   "La República de Chile no contrajo la obligación legal de negociar un acceso soberano al océano Pacífico para el estado plurinacional de Bolivia", ha indicado el presidente de la CIJ, Abdulqawi Ahmed Yusuf, al dar lectura al fallo.

   Bolivia presentó en 2013 una demanda ante la CIJ contra Chile para conseguir el acceso al océano Pacífico que perdió en el siglo XIX, fruto de una guerra que le dejó sin 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio. Chile considera que el asunto quedó zanjado en el Tratado de Paz y Amistad de 1904 que Bolivia no reconoce.

   La Paz aseguraba que Chile no cumplió con sus promesas y obligaciones suscritas y que en varias ocasiones hubo acercamientos para negociar un "acceso soberano", como un corredor terrestre y un puerto bajo su control.

   Imágenes de televisión mostraban a personas en la norteña ciudad de Antofagasta aplaudiendo emocionadas y ondeando banderas de Chile al terminar la lectura del dictamen.

   "Es muy importante que el Gobierno boliviano, y en particular Evo Morales, reconozca el resultado de este fallo y cambie la actitud hacia Chile", dijo el senador chileno Ricardo Lagos Weber, según ha informado 'Reuters'.

   Actualmente, Bolivia llega al Pacífico a través de los puertos chilenos de Arica y Antofagasta, y tiene gratuidad de almacén de un año para importaciones y de 60 días para envíos.