2 de noviembre de 2012

Clima.- EEUU deroga leyes temporalmente para evitar la escasez de combustible en la costa este

NUEVA YORK, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha derogado algunas leyes para evitar que la costa este se quede sin combustible tras el paso del huracán 'Sandy', como el levantamiento de la norma que impide a los barcos extranjeros trasladar mercancías entre puertos del territorio norteamericano.

El director de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), Craig Fugate, ha explicado que el Gobierno ha levantado temporalmente la ley Jones, que impide a los barcos con banderas de otros países trasladar mercancías entre los diferentes puertos de Estados Unidos, para poder mejorar el flujo de petróleo.

Además, el Ejecutivo está colaborando con la empresa Colonial, una de las firmas con los mayores oleoductos de Estados Unidos, para poder coordinar la llegada del crudo a las zonas que lo requieran. "Estamos trabajando como en un equipo", ha señalado Fugate.

La Agencia de Protección Medioambiental ha levantado también las normas que regulan el uso de las diferentes gasolinas --según la época de año, se usan diferentes mezclas de gasolina para evitar que aumente la contaminación-- para aumentar rápidamente el suministro.

El Ejecutivo estadounidense está intentando que lleguen más barcos a Nueva York para que suplan de mercancías y de combustible a la ciudad. La FEMA está trabajando con las empresas eléctricas para que aceleren los trabajos para devolver el suministro a la zona, ya que en algunos casos, las estaciones de servicio no pueden vender el combustible por falta de luz.

El Departamento de Defensa y la Guardia Nacional estudian el trasladado de 60 camiones generadores de energía desde la costa oeste hasta puntos neurálgicos de los estados del este para que la zona vuelva a la normalidad mientras se restablece el servicio.

Unos 2,7 millones de personas y negocios siguen sin luz en la costa este tras el paso de 'Sandy' y las autoridades han advertido de que, en algunas zonas, todavía tardarán días en solucionar los problemas.