7 de agosto de 2006

Colombia.- Unos 400.000 soldados y policías velan en todo Colombia por la seguridad de la toma de posesión de Uribe

En Bogotá funcionan diversos operativos de control, circulan tanquetas y hay francotiradores vigilando el centro histórico

BOGOTA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 400.000 soldados y policías, reforzados con helicópteros desde el cielo y tanquetas por las calles, forman parte del dispositivo de seguridad desplegado en Colombia ante la celebración hoy lunes, en Bogotá, de la toma de posesión del reelecto presidente del país, Alvaro Uribe, coincidiendo con la fiesta patria que conmemora la histórica Batalla de Boyacá.

Así lo confirmó el jefe de operaciones de la Policía Nacional, general Alberto Ruiz, quien precisó que este operativo busca neutralizar posibles acciones hostiles de grupos guerrilleros, particularmente de la guerrilla de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC), que se han mostrado muy activas en los últimos días.

"Hay suficientes efectivos; estamos ubicados estratégicamente en máxima alerta y estamos preparados", señaló el general Ruiz, quien explicó que en las últimas horas se registraron diversos incidentes violentos en el sur del país protagonizados por miembros de las FARC.

En el centro de la ciudad de Pereira, capital del departamento de Risaralda, fue quemado un autobús este domingo, aunque la Policía logró capturar a un presunto responsable de la acción que no dejó víctimas, notificó Ruiz, según declaraciones recogidas por la emisora local 'RCN Radio'.

LA SEGURIDAD EN BOGOTA

Agregó que el sábado por la noche hubo "un hostigamiento" de las FARC en la localidad de Barbacoas, en el extremo sur del país, donde murió un policía y otro resultó herido.

En Bogotá, miembros de las fuerzas del orden realizaron operativos de control de armas y documentos en retenes en donde paraban autobuses y automóviles al azar.

Tanquetas militares aparecieron el domingo en varios puntos de la capital colombiana con soldados armados con metralletas, mientras transeúntes y automóviles pasaban a su alrededor.

También se apostaron francotiradores en varios puntos de los cerros orientales de Bogotá para vigilar el centro histórico, donde hoy lunes se cumplen los actos oficiales de posesión de Uribe.