18 de enero de 2006

Colombia.- 700 agentes irrumpen en el parque de "La Macarena" para eliminar las plantaciones de coca de las FARC

BOGOTA, 18 Ene. (EP/AP) -

Con un contingente de 700 agentes, la policía incursionó el martes en el parque natural de La Macarena con la misión de erradicar el "emporio cocalero de las FARC", dijo el martes del director general de la policía Jorge Castro.

La operación contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia se produce pocas semanas después de que el presidente Álvaro Uribe en diciembre cuando los rebeldes mataron a 29 soldados en un enfrentamiento en La Macarena.

Castro afirmó en entrevista con Associated Press que "en cuanto a la erradicación de cultivos de coca, es la más grande que se haya emprendido en Colombia y representa aspectos importantes para el país, porque ahí es un asentamiento permanente de las guerrillas de las FARC".

Según Castro, dentro de La Macarena, ubicado a unos 170 kilómetros al sur de Bogotá, hay 4.600 hectáreas de cultivos clandestinos de coca que serán exterminados manualmente para no dañar el ambiente. Agregó que en la periferia de la reserva hay otras 12.000 hectáreas que serán fumigadas.

"Vamos a tener unas grandes dificultades", dijo Castro, al señalar que es un territorio de suma importancia para las FARC "porque es un punto supremamente estratégico" para ellos.

Según el jefe policial, por lo menos cinco frentes de las FARC se sustentan con los cultivos de coca que serán destruidos y por ello "tiene que causarles muchos problemas económicos".

Un primer contingente de 600 hombres ingresó al parque el lunes y el ejército tendrá a tres batallones y una brigada para prestar apoyo en la periferia, afirmó.

La orden de exterminar "hasta la última planta de coca" a partir del jueves la giró Uribe después de que 29 soldados murieron combatiendo contra guerrilleros en esa zona, lo que se constituyó como la más grave matanza de uniformados durante los casi cuatro años de su mandato.

Los militares que ese día entraron en combate protegían a trabajadores que erradicaban cultivos de coca cerca de La Macarena por lo que Uribe se comprometió a terminar con esos cultivos porque considera que financian a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.