17 de abril de 2008

Colombia.- Acusan a la presidenta del Congreso de tener vínculos con los paramilitares en Cundinamarca

BOGOTA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ex congresista colombiana Rocío Arias asegura que la presidenta del Congreso, Nancy Patricia Gutiérrez, ha tenido vínculos con grupos paramilitares en el departamento de Cundinamarca, durante la campaña electoral del año 2006. La acusación se suma a la lanzada en los últimos días contra Gutiérrez por la también senadora Piedad Córdoba.

Así lo aseguró Arias en declaraciones a la revista 'Cambio', recogidas por Europa Press, desde la cárcel donde se encuentra por sus presuntos vínculos con las Autodefensas Unidas de Colombia, a la espera de presentarse a declarar ante la Corte Suprema de Justicia, donde se espera que reitere sus acusaciones contra Gutiérrez.

Arias sostiene que en las elecciones regionales de 2006, Gutiérrez recibió el apoyo de John Fredy Gallo, 'El Pájaro', mando medio de un bloque de las AUC que operaba en Cundinamarca. Hoy desmovilizado y preso en 'La Picota', las autoridades lo señalan como responsable de decenas de muertes y secuestros en esa región.

La ex congresista Arias también dice que a finales del año 2005, durante la campaña para el Congreso, quiso hacer política en las zonas de Caldas y Cundinamarca, en el Magdalena Medio, donde tenía apoyo político y que pensaba trabajar con líderes que le habían expresado que querían apoyarla.

"Una de esas personas era un comandante apodado 'Jota' del Bloque Central Bolívar. Le pedí que me ayudara con amigos suyos, supe que hizo intentos con jefes paramilitares de la zona y luego me dijo que no me podía meter en Cundinamarca porque las directrices de los jefes paramilitares de esta zona eran apoyar a la doctora Nancy", explicó.

Uno de esos jefes 'paras' era 'El Pájaro'. "Esa revelación me causó mucha impresión puesto que la doctora Nancy Patricia había dicho en campaña que los paramilitares no la habían dejado trabajar en la tierra de donde era oriunda. Sin embargo, todo indica que sí tuvo respaldo de esa gente. El resto lo diré en la Corte", afirmó.

Frente a estas acusaciones, la senadora Gutiérrez asegura que no tiene vínculos con los paramilitares y que hasta ahora nadie le ha hecho señalamientos en ese sentido. "Sobre mí no hay señalamientos. No tengo vínculos y no le debo nada a los paramilitares (...) Piedad se ha encargado de desprestigiarme en varios escenarios", denunció.

Pregunta por las declaraciones de Arias, respondió que no le comprometen. "Recuerdo que en campaña denuncié que los paramilitares no me dejaban hacer política en Cundinamarca. Eso incluso me generó un enfrentamiento con el Comisionado de Paz, que les creyó más a los jefes paramilitares que a mí", recordó.

Sin embargo, esta semana el Supremo ha pedido al Senado certificar la calidad de congresista de Gutiérrez, requisito previo para establecer si tiene o no fuero parlamentario en caso de que decidan abrirle investigación, pero la presidenta del Congreso reitera que eso nada tiene que ver con la 'parapolítica'.

Todo empezó el 25 de marzo, durante un debate en el Congreso en el que la senadora Piedad Córdoba hizo una denuncia contra Gutiérrez. Ese día, cuestionada por sus declaraciones contra el Gobierno en sus viajes al exterior para hacer gestiones para liberar de los secuestrados, Córdoba apuntó contra la presidenta del Congreso.

"En Cundinamarca también ocurren cosas, vuelan pájaros y águilas y no pasa nada", dijo entonces Córdoba. "Jamás las FARC o el ELN pueden decir que se reunieron conmigo para darme plata o ponerme votos (...) No sé si Nancy Patricia pueda decir lo mismo de los paramilitares", añadió la senadora Córdoba días después.