17 de julio de 2007

Colombia.- La Agencia Asturiana de Cooperación denuncia las violaciones sistemáticas de los DDHH en Colombia

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo presentó hoy en la sede del Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR) en Madrid el 'Informe sobre la tercera visita asturiana de Verificación de los Derechos Humanos en Colombia', que por tercer año consecutivo denuncia la "inequidad social" y las "violaciones sistemáticas en algunas regiones masivas de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales".

"La situación de los derechos humanos en Colombia sigue siendo crítica" y se mantiene "la situación de vulnerabilidad de la población civil y en particular de los que defienden" esos derechos, consideró el informe.

El trabajo parte de una iniciativa de organizaciones sociales colombianas y la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, algunos de cuyos miembros visitaron en febrero de 2007 y también en los dos años anteriores Bogotá, comunidades campesinas del interior del país, donde entrevistaron a testigos, familiares y víctimas de estas violaciones y mantuvieron encuentros con miembros de organizaciones sociales y políticas, así como con el vicepresidente Francisco Santos.

El documento trata de denunciar la "compleja realidad colombiana, ayudar a la búsqueda de la verdad y de la paz con justicia social, elementos cuya ausencia son causa de muchos de los atentados a los Derechos Humanos constatados".

Este año, la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo visitó territorios de las comunidades afro colombianas en las localidades de Urabá, Caño Claro y el Tesoro, el departamento de Nariño, el departamento de Cundinamarca, las ciudades de Villavicencio y Granada en el departamento del Meta, así como Bogotá.

El representante de la ONG Soldepaz-Pachakuti, Javier Arjona, encargado de presentar el informe, dijo que sigue siendo "posible y necesaria" que se realice una réplica de la iniciativa del gobierno asturiano "en otras Comunidades Autónomas como el País Vasco o Cataluña".

El informe, explicó, parte de la observación directa de la delegación que viajó a terreno, y esta misma mañana ha sido entregado a los siete grupos parlamentarios de Congreso de los Diputados, donde, según Arjona, Izquierda Unida (IU) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) asumieron "ciertos compromisos" con la organización. Asimismo el documento también fue presentado al Parlamento Asturiano y al Parlamento Europeo y en breve se enviará a la Organización de Naciones Unidas (ONU) así como a la Organización de Estados Americanos (OEA) para ayudar a la "efectiva protección" de los Derechos Humanos en Colombia.

Arjona enumeró entre las violaciones más habituales que se cometen en ese país --que "vive en un contexto de conflicto armado"--, las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias, las desapariciones forzadas de personas, torturas y desplazamientos internos y externos forzados así como malos tratos, violaciones sexuales y de libertad de expresión, así como el uso excesivo de la fuerza. Estos hechos, en numerosas ocasiones se atribuyen a miembros de las fuerzas de seguridad pública "por acción directa" contra grupos humanos que están considerados por la ONU como "población especialmente vulnerable".

Otro de los graves problemas que persisten en Colombia, según concluye el citado informe, es el alto nivel de impunidad frente a las violaciones cometidas por las Fuerzas de seguridad y los grupos guerrilleros y paramilitares.

Por otra parte, Arjona denunció los "nefastos efectos" sobre los grupos más vulnerables de las privatizaciones y de las trasnacionales, entre las que citó a las españolas Repsol, PRISA, o Aguas de Barcelona. "Estas causan exclusión, expolio y malos tratos a determinados pueblos afro descendientes y a 14 pueblos indígenas, según la Autoridad Nacional Indígena de Colombia", señaló el representante de Soldepaz-Pachakuti.

CEAR

Por su parte, el secretario general de CEAR, Mauricio Valiente destacó la importancia de este informe por su "labor de esclarecimiento y denuncia de los puntos donde se violan los Derechos Humanos y se generan los conflictos donde se originan los desplazamientos internos y las solicitudes de asilo".

Valiente añadió que los criterios de aprobación de asilo en España no llegan "ni al tres por ciento de las solicitudes" y que Colombia es el primer país en número de personas que solicitan la condición de asilo en España.

El representante del Comité Español de Ayuda al Refugiado reclamó que desde el conjunto de las comunidades autónomas se "desarrolle una actividad activa". "El ejemplo asturiano supone un ejemplo de compromiso y solidaridad con los Derechos Humanos y es una nueva manera de hacer cooperación", señaló Valiente quien afirmó que espera que el Informe, además de servir para denunciar la situación, contribuya a la búsqueda y aplicación de soluciones.

Colombia es, después de Afganistán, el país con mayor número de minas antipersona en el mundo y el tercero en número de desplazados, de los que internos son 3,5 millones y externos, tres millones más. Sólo en 2006 se produjeron 17.479 homicidios y miles de familias viven estigmatizadas por pertenecer a determinados grupos políticos, según se denunció en un vídeo que acompaña al documento de la Delegación Asturiana, en el que se determinó además que 18 pueblos indígenas viven en peligro de extinción.