13 de junio de 2006

Colombia.- La Alta Comisionada Auxiliar de ACNUR pide más atención para la "tragedia humanitaria invisible" en Colombia

BOGOTA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisionada Auxiliar para Operaciones de ACNUR, Judy Cheng-Hopkins, ha solicitado mayor solidaridad internacional hacia las víctimas de la tragedia humanitaria que se vive en Colombia, al término de una visita de una semana a la región andina en la que se encontró con funcionarios de alto nivel en los Gobiernos y visitó oficinas de terreno del ACNUR tanto en Colombia como en Ecuador.

Durante una reunión que mantuvo ayer en el Ministerio de Asuntos Exteriores colombiano, Cheng-Hopkins agradeció al Gobierno colombiano el incremento en los esfuerzos para ayudar a los 2,5 millones de desplazados internos en el país. Además, destacó específicamente el incremento significativo en el presupuesto para asistencia a los desplazados internos que se anunció a fines del año pasado.

Sin embargo, mostró su preocupación porque nuevas personas engrosan cada año el número de quienes han sido forzados a dejar sus hogares, trabajos y comunidades para escapar de la violencia. Además, destacó las dificultades que presenta para ACNUR proveer protección en un país muy grande donde el conflicto se ha extendido a muchos departamentos y deja sentir sus peores efectos en las áreas rurales.

Durante el fin de semana fue testigo de primera mano del impacto del conflicto armado sobre las comunidades desplazadas en diferentes zonas del país, comenzando por el departamento de Nariño, en el suroeste de Colombia, donde se ha presentado un marcado incremento de los actos de violencia en los últimos meses, con más de 7.000 personas forzadas a huir de sus hogares desde comienzos del año.

Posteriormente, Cheng-Hopkins viajó a la ciudad de Barranquilla en la Costa Atlántica, al norte de Colombia, otra región severamente afectada por el conflicto. En ambas regiones Cheng-Hopkins visitó proyectos de generación de ingresos y vivienda apoyados por ACNUR para beneficio de las comunidades desplazadas.

La Alta Comisionada, que comenzó su visita a la región en Ecuador la semana pasada, enfatizó la relación entre el desplazamiento y los flujos de refugiados. Además, recordó que de los 2,5 millones de desplazados internos de Colombia hay cientos de miles de colombianos que se han visto obligados a huir a países vecinos para escapar de la violencia, la mayoría hacia Ecuador y Venezuela.

Cheng-Hopkins dijo que es crucial que el resto de países de la región trabajen juntos para proveer protección a los afectados por el conflicto colombiano. Por último, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para poner mayor atención a lo que describió como una "tragedia humanitaria invisible".