15 de agosto de 2013

Colombia analiza acciones frente a Nicaragua por litigio en Mar Caribe

Colombia analiza acciones frente a Nicaragua por litigio en Mar Caribe
REUTERS

BOGOTÁ (Reuters/EP)

   Colombia anunció este miércoles que con la asesoría de seis grupos de abogados analiza las acciones a seguir después de que Nicaragua asignó bloques para la exploración de petróleo y gas en el Mar Caribe, con base en un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que Bogotá aún no ha reconocido.

   El fallo del organismo internacional le entregó en noviembre a Managua el control de una extensa zona del Mar Caribe que antes controlaba Bogotá, y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que asignó áreas para la búsqueda de crudo y gas en aguas que le pertenecen a su país.

   "La Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, en su reunión de hoy (miércoles), analizó las acciones y gestiones que se están tomando y los avances en las diferentes alternativas relacionadas con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en el caso de la controversia con Nicaragua", dijo un comunicado del organismo consejero del Gobierno de Colombia.

   Al encuentro de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores asistió el presidente Juan Manuel Santos y los ex presidentes Ernesto Samper y Belisario Betancur, así como varios ex cancilleres.

   La canciller María Angela Holguín dijo que Colombia defenderá sus intereses y que una vez defina las acciones a seguir las comunicará.

   "Se seguirá trabajando en hacer una definición de las acciones a seguir de una manera seria, prudente, creemos que hemos hecho un trabajo realmente a profundidad y lo seguiremos haciendo porque están primero que todo los intereses del Estado y eso para nosotros es la prioridad", afirmó la funcionaria.

   "En el momento en que lo consideremos, sin ningún tipo de afán, el Gobierno Nacional tomará las decisiones y se las comunicará a la opinión pública", agregó.

   El principal órgano de justicia de las Naciones Unidas amplió la jurisdicción de Nicaragua sobre una extensa zona del Mar Caribe rica en recursos petroleros y pesqueros que controlaba Colombia, un fallo que celebró el país centroamericano y que cuestionó Bogotá.

   Aunque a Colombia le fue ratificada la soberanía sobre siete islotes que reclamaba Nicaragua, el país sudamericano perdió el control sobre una plataforma marítima con un elevado potencial económico.

   El fallo modificó los límites desde la frontera previa establecida en el meridiano 82 que Nicaragua consideraba vulneraba sus derechos.

   El Gobierno de Colombia, que no ha acatado el fallo y analiza la posibilidad de apelarlo, mantiene las embarcaciones de su armada en la zona con el argumento de que lo hace para defender su soberanía.

   El Gobierno de Bogotá dejó de reconocer la jurisdicción de la CIJ en disputas fronterizas después del fallo.

Para leer más