3 de marzo de 2008

Colombia.- Arístegui dice que los últimos hechos revelan que la venta de armas españolas a Caracas fue una "imprudencia"

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Popular en la Comisión de Asuntos Exteriores, Gustavo de Arístegui, afirmó hoy que el conflicto abierto entre Colombia y Venezuela tras la muerte del 'número dos' de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, durante una operación del Ejército colombiano en territorio ecuatoriano revela que la venta de armas españolas a Caracas fue "una verdadera imprudencia".

"Un gobierno democrático como el de España vendió armamento a Venezuela", recordó el portavoz popular en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press. En su momento "dijimos que en una zona tan caliente, donde los ánimos estaban tan exaltados, venderle armas a un personaje en deriva totalitaria como Chávez era una verdadera imprudencia y que además podía significar la ruptura del fragilísimo equilibrio geoestratégico y geopolítico de la región", añadió.

La muerte de Raúl Reyes, ha desencadenado una grave crisis diplomática entre Bogotá, por una parte, y Quito y Caracas, por el otro. Ecuador llamó a consultas a su embajador en Bogotá en protesta y su presidente, Rafael Correa, criticó duramente a su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, mientras Colombia asegura que "no violó" la soberanía del país vecino y que sus fuerzas actuaron en "legítima defensa". El presidente venezolano, Hugo Chávez, salió en defensa de Correa y ordenó movilizar a las tropas en la frontera y el cierre de la Embajada de Venezuela en Bogotá.

"Recordemos que las organizaciones a las que quiere apoyar Hugo Chávez son organizaciones terroristas extraordinariamente peligrosas, tanto las FARC como el ELN son las organizaciones exportadoras de cocaína más peligrosas del planeta", declaró Arístegui. "El 35 o 40 por ciento de la droga colombiana, y éste es un dato absolutamente público y contrastado, sale a través de Venezuela y el señor Chávez ha llegado a decir que Venezuela linda con Colombia y con las FARC, dándole legitimidad de Estado a las FARC", denunció Arístegui.

A su juicio, "habrá una respuesta mesurada por parte de otros muchos países, pero no creo que vaya a haber una guerra en América Latina". "Lo que tenemos que hacer es condenar estas bravuconadas de Correa y de Chávez y hacerles notar que la comunidad internacional este tipo de comportamiento no lo tolera", manifestó.

"El hecho de que haya muerto en una operación militar un personaje que durante años ha estado acosando a los millones de demócratas colombianos desde luego no puede ser calificada como mala noticia. Raúl Reyes era un asesino, era un jefe de secuestradores y era un jefe de narcotraficantes", declaró Gustavo de Arístegui.