22 de junio de 2013

Colombia.- El asesinato del agente estadounidense no tiene relación con la DEA, según el embajador de EEUU en Colombia

BOGOTÁ, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley, confirmó que el asesinato del oficial de la Agencia Antidrogas de EEUU (DEA, en sus siglas en inglés) en Bogotá este viernes, 21 de junio, no tiene relación con la Agencia.

El agente fallecido fue identificado como James "Terry" Watson, casado con una colombiana y sin hijos, quien además residía desde hace tres años en Cartagena aunque viajaba frecuentemente a la capital del país.

"[Su asesinato]no tenía nada que ver con el servicio, todos los indicios son que esto fue un atraco criminal", aclaró Mckinley según la radio colombiana W Radio.

Según las versiones que más cobran fuerza, la muerte del agente, se debió a un intento de robo cuando salía de un restaurante en el norte de Bogotá, tras finalizar la retransmisión de la final de la NBA que vió en compañía de otros funcionarios diplomáticos.

La Embajada de EEUU aseguró que está trabajando de manera coordinada con las autoridades colombianas para investigar el crimen, por lo que manifestó su gratitud por la respuesta inmediata y la colaboración para facilitar una investigación completa de los hechos.

El alto funcionario agradeció la rápida reacción de la Policía "la cual fue inmediata con un trabajo no solo serio sino intenso en recopilar las grabaciones de las cámaras de seguridad. Se están buscando otras evidencias, y ya hay bastante información", señaló el embajador.

Además, la Embajada estadounidense se mostró confiada en que la investigación se agilice todavía más a través de la cooperación de la ciudadanía y sobre todo por la recompensa de 50 millones de pesos (196 mil euros) ofrecida por la Policía Nacional.

McKinley manifestó que a pesar de que la violencia contra los extranjeros siempre llama la atención de los medios, la mayoría no sufren incidentes en Colombia. "Hay que llegar al fondo de esta tragedia, pero no pararemos de trabajar gracias a la mejora del clima de violencia dentro del país", aseguró.