2 de febrero de 2012

Colombia atribuye a las FARC el atentado en el departamento de Nariño

BOGOTÁ, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Colombia ha atribuido al Frente 29 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el atentado con moto bomba contra una comisaría de Policía de la localidad colombiana de Tumaco, situada en el departamento de Nariño (suroeste), que ha provocado seis muertos y 70 heridos.

   El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ha viajado junto con el gobernador de Nariño, Raúl Delgado, a Tumaco para inspeccionar el lugar del suceso y presidir un consejo de seguridad, según ha informado la emisora Radio Caracol.

     La explosión tuvo lugar alrededor de las 14.00 horas (20.00 horas en la España peninsular) y provocó daños en varias viviendas y establecimientos de la zona.

   El Gobierno ha anunciado que ofrece cien millones de pesos (42.305 euros) por cualquier información consistente que ayude a dar con el paradero de los responsables.

   El director de Socorro Nacional, César Urueña, ha dicho que los heridos han sido trasladados a los hospitales Divino Niño y San Andrés. "De las 70 personas que se han trasladado, 30 heridos están en el hospital Divino Niño y 28 en el Hospital San Andrés", ha dicho Urueña.

   "Hay afectación en 70 adultos y niños, la situación es difícil, hay heridos leves y personas graves y algunos que ya están siendo intervenidos quirúrgicamente, por lo que se complica la atención", ha agregado.

   Por su parte, el ministro de Interior, Germán Vargas, ha tildado de "contradictorio" que el mismo día que las FARC anuncian el retraso de unas liberaciones pongan una bomba "que no tenía nada de estratégico ni de militar".

   "Resulta contradictorio que tengan un gesto humanitario, que tampoco han concretado y luego colocan una bomba que no tiene nada de estratégico ni militar, porque la mayoría de personas que se encuentran heridas y muertas son humildes", ha apuntado.

   Asimismo, ha recalcado que el Ejecutivo tendrá que cambiar de estrategia tras el atentado pese a que las condiciones de seguridad habían mejorado "sistemáticamente" en los últimos meses.