10 de marzo de 2006

Colombia.- Las autoridades confirman que ningún municipio suspenderá los comicios pese a la violencia de las FARC

Las acciones de las FARC se han concentrado en las carreteras de 11 de los 33 departamentos y contra concejales de Huila

BOGOTA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades colombianas confirmaron que ningún municipio del país suspenderá los comicios legislativos en los que este domingo elegirán a los 268 nuevos miembros del Congreso, a pesar de las dificultades de orden público que están originando en varias regiones las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En los últimos días, acciones de las FARC se han concentrado en las carreteras de 11 de los 33 departamentos. El pasado miércoles, el conductor de un vehículo murió cuando presuntos francotiradores de las FARC dispararon contra una caravana de automóviles y camiones que circulaba escoltada por el Ejército. El ataque se cometió en un paraje de la carretera entre las localidades de Dabeiba y Mutatá, en el departamento de Antioquia, según informó la emisora 'RCN'.

En otros departamentos --como Valle, Putumayo, Arauca, Caldas, Caquetá, Casanare Vichada, Chocó, Huila y Cauca-- también se registran situaciones de intimidación por parte de los guerrilleros. En Arauca, Casanare, Putumayo, Chocó, Vichada, Caquetá y en algunas zonas de Caldas, varias carreteras están vacías por temor a los ataques.

Ante la situación, el Gobierno del presidente Alvaro Uribe dispuso, junto con las Fuerzas Militares, que los vehículos fueran escoltados. Además, se comprometió a pagar seguros para todos los viajeros, según anunció el ministro de Defensa, Camilo Ospina.

OTRAS AMENAZAS

Pero los vehículos y viajeros no han sido lo únicos objetivos militares, ya que los 11 concejales de la localidad de Palestina, en el departamento del Huila, fueron amenazados por las FARC.

Los legisladores municipales renunciaron a sus escaños, a pesar de que una comisión del Ministerio de Interior y de Justicia viajó desde Bogotá para coordinar el reforzamiento de su seguridad.

El pasado martes, el Gobierno aseguró que, pese a las acciones de la guerrilla de las FARC, que intentan sabotear la jornada electoral, en ninguna parte se suspenderán las elecciones. El ministro del Interior y de Justicia, Sabas Pretelt, dijo que el Ejecutivo garantiza que se puede acudir a las urnas en todo el país.

En las últimas dos semanas, las FARC han asesinado a políticos, civiles, militares y policías, así como también han destruido puentes y torres de conducción de electricidad y de telefonía, y amenazado a funcionarios electorales y concejales.

La Policía, el Ejército y varias otras instituciones pusieron en marcha el Plan Democracia para brindar seguridad en más de 75.000 mesas de los 11.000 puestos de votación en 1.098 municipios colombianos.