12 de noviembre de 2007

Colombia.- Aznar dice que el interés de España está en apoyar la "integración iberoamericana"

Iberoamérica "se merece democracias liberales sólidas y economías de mercado abiertas que den oportunidades y creen riqueza", dice

BOGOTÁ , 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno José María Aznar destacó hoy que el interés de España "estaba y está" en apoyar "la integración iberoamericana" sobre la base de "la democracia" y "la libertad" y subrayó el "crucial" papel que las empresas juegan a la hora de crear "prosperidad y empleo" en un país. Apostó también por unos políticos para Iberoamérica que no teman "al lenguaje políticamente correcto, ni al relativismo cultural ni al populismo".

Aznar hizo estas declaraciones en Bogotá durante la clausura del primer encuentro de jóvenes líderes colombianos, organizado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), y tras las declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, contra él y los empresarios españoles.

Para el presidente de FAES, "España no se puede entender sin América" porque sin ella no se puede explicar ni la historia española ni la proyección de futuro de nuestro país e incidió en que la Comunidad Iberoamericana es "una excelente oportunidad política, económica, cultural y social para las veintidós naciones soberanas que la componen y las más de 500 millones de personas que la habitan".

En esta línea, Aznar hizo hincapié en el "papel fundamental" que, dentro de la red de lazos sociales, económicos y humanos "que está fortaleciendo aún más el vínculo iberoamericano", ocupan "las empresas españolas que han apostado por América Latina, y también las de aquí que llegan a España".

"Su papel es crucial, porque el dinamismo que otorgan a los países en donde se incorporan, permiten un círculo virtuoso. Un círculo de inversión, creación de riqueza y creación de empleo", aseveró.

El ex presidente del Ejecutivo recomendó a "algunos políticos" a los que "les asustan las empresas" que "construyan en sus países escenarios atractivos y seductores para las empresas y los emprendedores". "Nuestra experiencia es que es el mejor camino para crear prosperidad y empleo", les aconsejó.

En esta misma línea de defensa de las relaciones con los países iberoamericanos, el ex presidente del Ejecutivo subrayó que durante su vida política "siempre" defendió que "el interés de España estaba y está en apoyar la integración iberoamericana, sobre la base de la democracia y de la libertad". "Cuando tuve responsabilidades de gobierno impulsé esa integración a través de la política exterior de los gobiernos que tuve el honor de presidir y de las Cumbres Iberoamericanas", recordó.

"Desde el mundo de las ideas --aseveró--, que es a lo que hoy, una vez abandonada voluntariamente la actividad política, me dedico, seguiré trabajando en esa dirección y con ese norte".

En este sentido, destacó que Iberoamérica "se merece democracias liberales sólidas" que garanticen "las libertades y los derechos de las personas" y "economías de mercado abiertas que den oportunidades y creen riqueza". "Iberoamérica --argumentó-- necesita dirigentes que estén a la altura de las circunstancias, que comprendan el mundo de hoy. Dirigentes sin complejos, con coraje. Dirigentes guiados por principios, con inteligencia política, motivados para tomar decisiones".

POLÍTICOS SIN TEMOR AL POPULISMO.

El presidente de FAES cree en una nueva "generación política" para Iberioamérica "sin miedo" y "dispuesta a navegar contracorriente", con políticos que "no temen al lenguaje políticamente correcto, ni al relativismo cultural ni al populismo".

Apostó, en esta línea, por "una generación política que comprenda que no hay que servirse de la política, sino que la política es el camino para servir a los ciudadanos" y recordó que "las sociedades progresan cuando las personas tienen más libertad y más oportunidades" y que, por ello, "el político tiene el deber de abrir el camino, de crear marcos jurídicos e instituciones sólidas que permitan, fomenten e incentiven esa libertad y esas oportunidades".

"América Latina se merece un futuro brillante. Se merece democracias liberales sólidas que garanticen las libertades y los derechos de las personas. Economías de mercado abiertas que den oportunidades y creen riqueza. Para lograrlo no hay nada como trabajar por las ideas de la libertad", indicó.

Tras destacar que la Comunidad Iberoamericana "une dos continentes con lazos de identidad basados en determinados valores culturales y morales", destacó la "valiosa contribución" a la sociedad española que representan los cientos de miles de iberoamericanos que viven y trabajan en España. "Su valiosa contribución a nuestra sociedad es una muestra de la historia compartida y de los proyectos humanos que nos unen por encima del océano que hay entre medias", reiteró.

Por último, recordó que las naciones de América "fueron generosas con muchos españoles que a lo largo de la historia buscaron aquí una vida mejor" e incidió en que "el dinamismo de España ofrece hoy también una oportunidad a quienes forman parte de la Comunidad Iberoamericana y buscan un futuro entre nosotros".