21 de febrero de 2007

Colombia.- Baltasar Garzón afirma en Bogotá que la percepción en Europa sobre Colombia es de firmeza en la justicia

BOGOTÁ, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Ley de Justicia y Paz colombiana se percibe no como un "desmadre" sino como que a la justicia no le va a temblar la mano en las investigaciones que vinculan a políticos con presuntos paramilitares, independientemente de quienes puedan resultar afectados, según afirmó este martes en Bogotá el magistrado español, Baltasar Garzón, quien se encuentra de visita en Colombia.

Garzón, que mantuvo una reunión con el presidente Álvaro Uribe, así como con autoridades judiciales y fiscales colombianas, consideró que el Gobierno de Colombia está respetando la independencia de la justicia y además apoyándola con recursos para las investigaciones, según informó la presidencia de ese país en un comunicado.

"Yo creo que ese es el camino, y es el camino que debe seguir el Gobierno y que creo que está haciéndolo, desde luego también en la segunda parte, de respeto a la independencia judicial. Creo que las pruebas que estamos viendo en estos días lo evidencian", sostuvo el juez español.

Garzón se refirió hoy a la audiencia que sostuvo con el presidente Uribe en la Casa de Nariño. "Estuvimos hablando de distintos temas y fundamentalmente de la marcha o de la aplicación de la Ley de Justicia y Paz y de los esfuerzos que se están adelantando desde la Fiscalía y desde la justicia, y también del compromiso por parte del Gobierno del respeto a la independencia judicial y la necesidad de adelantar la política de Seguridad Democrática y, sobre todo, de esa cooperación entre poderes, poder ejecutivo y poder judicial, para que la Ley se aplique, y que haya una respuesta efectiva por parte de las instituciones hacia las víctimas".

Garzón destacó que su conclusión tras el encuentro es una percepción de firmeza del Gobierno de Uribe en que la aplicación de dicha Ley vaya hasta las últimas consecuencias, independientemente de quienes puedan resultar afectados.

Para el juez, el hecho de que la aplicación de la Ley de Justicia y Paz afecte incluso a integrantes de la clase política, no entorpece sino que fortalece la credibilidad en dicha Ley.

"La firmeza por parte del presidente es muy clara, que la aplicación de la Ley se está desarrollando creo que hasta sus últimas consecuencias, que las investigaciones relacionadas con bienes y con las responsabilidades penales se están asimismo adelantando y, por supuesto, apoyando, y que no importa las consecuencias colaterales que pueda tener esa aplicación de la Ley, como se está demostrando en estos días", dijo.

Para Garzón el hecho de que la Ley "pueda afectar a personas del ámbito de la política, como el caso de los parlamentarios, no entorpece sino que fortalece y da credibilidad a la Ley de Justicia y Paz".

"Hay un problema fundamental que es el trato a las víctimas y su forma de participación en este proceso, que creo que es esencial, porque las víctimas y la sociedad colombiana en general tienen que percibir que la aplicación de la Ley se hace con contundencia, con decisión y sin mirar ni distinguir aquellas personas a las que se pueda afectar y aquellas otras que puedan resultar implicadas", puntualizó.

Al respecto consideró que "esa catarsis de la acción judicial es necesaria. Es el tiempo de la justicia en este momento y, por tanto, la mejor garantía para las víctimas es que esa Ley realmente se va a aplicar".

"Desde el punto de vista europeo, creo que se está siguiendo con un clarísimo interés. Desde luego en España y en mi caso en particular, estamos expectantes de la aplicación de la Ley. Lo que percibimos, lo que se observa, no es que haya un desmadre por esa aplicación, sino que se está actuando con energía. El caso que le comentaba antes de los parlamentarios, la enseñanza que se percibe desde fuera es que no va a temblar la mano, con independencia de las personas que resulten afectadas", señaló Garzón.

"Por ello el principio de igualdad ante la ley está siendo fortalecido, y en definitiva la democracia y el sistema democrático van a salir fortalecidos de todo este empeño, del esfuerzo que se está haciendo", añadió.

"Yo creo que al Gobierno, cualquier Gobierno, lo que le compete en estos momentos es apoyar las investigaciones, implementar esos apoyos, desde la dotación de medios hasta el suministro del apoyo financiero que necesiten la Fiscalía y los fiscales para adelantar las citaciones. Es decir facilitar la actividad, poniendo a disposición de los investigadores todos los medios necesarios, y a partir de ahí respetar la independencia y la autonomía para que la justicia pueda hacer su labor", indicó el magistrado sobre el papel que le toca ejercer al Gobierno colombiano.

"Ese es el camino que debe seguir el Gobierno y que creo que está haciéndolo, desde luego también en la segunda parte, de respeto a la independencia judicial. Creo que las pruebas que estamos viendo en estos días lo evidencian", destacó Garzón.