9 de agosto de 2012

Colombia.- Un cabecilla de las FARC y siete de sus guerrilleros se desmovilizan en Nariño

BOGOTÁ, 9 Ago. (COLPRENSA/EP) -

El cabecilla de la columna móvil de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Esteban Preciado, alias 'Iván', y siete de sus guerrilleros se han desmovilizado este miércoles en el departamento de Nariño, ubicado en el suroeste del país.

Los ocho guerrilleros se han entregado a la Fuerza Naval del Pacífico en el municipio de Olaya Herrera Bocas de Satinga, adonde han llegado tras navegar durante horas por el río Patía en una lancha de pasajeros.

Allí se han identificado como Carlos Alfredo Aguiño Martínez, 'Cristian'; César Augusto Quiñones Campas, 'Jhon'; Bedel Isaac Castillo Torres, 'Edison'; Jhon Berly Valencia Perlaza, 'El Viejo'; Davinson Valencia Caicedo, 'Miguel'; Kevin Castro Hurtado, 'El Pájaro Negro'; y 'Vairon', menor de edad.

Además, los guerrilleros han entregado a los uniformados cinco fusiles AK-47, dos fusiles M-16, tres granadas, diversa munición, cuatro chalecos multiusos, tres teléfonos móviles y una radio.

Tras ello, los subversivos han pasado a formar parte del Programa de Atención al Desmovilizado. Por su parte, el menor de edad ha ingresado en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Los rebeldes formaban parte de la compañía de seguridad del tercer cabecilla de las FARC, conocido como 'Rincón', encargada de controlar el Patía, utilizado como ruta del narcotráfico y de abastecimiento para el grupo armado.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ha considerado que esta desmovilización es un "golpe estructural" a las FARC y lo ha atribuido a la actuación de los uniformados. "Esto no es una coincidencia, corresponde a la presión que están haciendo nuestras Fuerzas Armadas, especialmente la Armada, en esa zona", ha dicho.

En este contexto, Pinzón ha reiterado el llamamiento del Gobierno a la desmovilización de los grupos armados. "Quienes están en esa actividad deben entender que pueden salirse, que el pueblo colombiano tiene el interés de acogerlos", ha aseverado, según un comunicado del Ministerio de Defensa.

En lo que va de año, un total de 680 guerrilleros, tanto de las FARC como del Ejército de Liberación Nacional (ELN), se han entregado voluntariamente a la Fuerza Pública, de lo cuales 19 lo han hecho ante las unidades que llevan a cabo operaciones de seguridad en la costa del Pacífico.