17 de abril de 2008

Colombia.- Calderón, satisfecho con las explicaciones de Uribe sobre los mexicanos muertos en el campamento de 'Reyes'

BOGOTÁ, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente mexicano, Felipe Calderón, aceptó ayer las explicaciones dadas por su homólogo colombiano, Álvaro uribe, acerca del campamento de las FARC que fue atacado por el Ejército colombiano en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo, y donde murieron varios ciudadanos mexicanos y anunció que se realizará una investigación conjunta.

Calderón aseguró hoy que la presencia de mexicanos no era pública y que se trataba de un campamento que estaba distante de cualquier población civil. Sin embargo, afirmó que el presidente Uribe y él coincidieron en hacer una investigación que lleve a conclusiones más contundentes, informó el diario colombiano 'El Tiempo'.

Asimismo, el mandatario mexicano aseguró que considera los actos de las FARC como "terroristas" ya que no se puede dejar de llamar así "a quien pone una bomba o a quien realiza un secuestro o a quien mata a sus víctimas". Aun así, Calderón afirmó que no quiere aventurarse a asegurar nada sobre las actividades de los ciudadanos mexicanos que se encontraban en el campamento.

DEFENSA COLOMBIANA

Por su parte, Uribe presentó a su homólogo de México documentos (fotografías, videos y textos) sobre la presencia de los cinco ciudadanos mexicanos que fallecieron durante el bombardeo que provocó la muerte de 'Raúl Reyes' en territorio ecuatoriano.

"Tenemos por supuesto cada quien sus propias hipótesis pero creo que los padres, el dolor de sus padres y la memoria de sus hijos merecen el beneficio de la duda hasta que estas investigaciones se realicen", dijo Calderón.

Pero para Uribe hay solo dos posibilidades justificables de que personas no comprometidas con la "acción terrorista" de las FARC estén en sus campamentos, que sean secuestrados o miembros de una misión humanitaria autorizada. Y los cinco ciudadanos mexicanos que estaban en el campamento de 'Reyes' (cuatro muertos y una herida) no tenían esas características.

El presidente colombiano dijo también que su misión era investigar las actividades de las FARC. "Nos duele, pero también nos preocupa que la juventud incursione en campamentos terroristas", dijo Uribe anoche tras terminar el encuentro con el mandatario mexicano.