10 de julio de 2008

Colombia.- Chávez afirma que Ingrid Betancourt le ha pedido luchar por la paz en Colombia

CARACAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó ayer que la ex rehén Ingrid Betancourt, le pidió ayuda para impulsar negociaciones con la guerrilla de las FARC para lograr la paz en Colombia, después de pasar más de seis años secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Chávez manifestó, tras la conversación telefónica mantenida con la ex candidata presidencial, que Colombia y Venezuela "somos la misma patria" y comentó que se puso a la orden de Betancourt para "lograr la liberación de todas las personas a manos de la guerrilla", informaron medios locales recogidos por Europa Press.

Betancourt fue rescatada la semana pasada de las FARC junto con tres estadounidenses y once militares y policías colombianos, en una operación que desarrolló el Ejército de Colombia y que supuso un éxito de la estrategia militar del presidente colombiano, Álvaro Uribe, en su lucha contra la guerrilla.

"Ella me pedía que siguiéramos luchando juntos. Va a ser un gran apoyo, es una extraordinaria mujer, muy inteligente y muy valiente, contamos con ella para continuar. Yo siempre le he dicho que estoy a la orden para ayudar (...), para lograr no sólo la liberación de todas las personas retenidas que están en manos de la guerrilla (...), sino además de eso, conseguir una mesa para los diálogos de paz", comentó.

"Así lo comunico a todos: me da una gran alegría haber hablado con Ingrid Betancourt", aseguró el mandatario venezolano en la Casa de la Presidencia, donde aprovechó para informar de que habló con Yolanda Pulencio, madre de la ex rehén, y con ella misma. "Por ella y sus familiares, y por extensión a todo el pueblo de Colombia les deseamos paz y felicidad igual que al pueblo venezolano; somos la misma patria".

Las relaciones entre Colombia y Venezuela se tensaron el pasado año cuando Uribe retiró a Chávez un proceso de mediación con la guerrilla para lograr un acuerdo que permitiera el intercambio de rehenes, entre ellos, la propia Betancourt, a cambio de rebeldes presos.

La crisis entre ambos países alcanzó su punto más álgido cuando el Ejército colombiano invadió el pasado 1 de marzo, un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano. COmo consecuencia del ataque murieron 24 personas, entre ellos, el número dos de las FARC, 'Raúl Reyes'.

Finalmente, aseguró que "están tocando las campanas y no por la muerte, sino por el nacimiento de una nueva América Latina y ya creo que le llegó la hora a Colombia de sentarse a hablar, no de guerra ni de muerte, sino de vida y de paz", agregó Chávez.